El ERE de PSA en Villaverde se enmarca en las medidas de empleo del grupo

El ERE negociado en la planta de PSA Peugeot Citroen en Villaverde (Madrid) se enmarca ya en las medidas anunciadas hoy en París por el grupo automovilístico francés de suprimir 6.000 empleos en las factorías europeas durante 2012.

Fuentes de la empresa en la instalación madrileña dijeron a EFE que 'Villaverde ya ha hecho estos deberes' con el plan de productividad perfilado para esta instalación en 2012, e el que se incluye este expediente de regulación de empleo.

El ERE de Villaverde, pactado entre la empresa y la representación laboral en la planta, recogía como requisitos la suspensión rotatoria de los contratos de trabajo hasta el número máximo de excedentes en cada momento y 47 días de cierre en el periodo que abarca del 6 de octubre de 2011 hasta el 31 de diciembre de 2012.

A ello se añade una movilidad a otros centros de trabajo del Grupo durante un periodo de tiempo determinado, la posibilidad de solicitar un periodo de excedencia voluntaria con reserva de puesto, protección a los trabajadores en situación de jubilación parcial y acciones de formación.

A cambio de este ERE, que no incluye despidos colectivos, PSA Peugeot Citroen ha adjudicado a la planta madrileña un nuevo modelo a partir de 2013, que se añade a los que actualmente se montan, las versiones berlina, coupé cabrio y SW o familiar del Peugeot 207, las dos últimas en exclusiva mundial

En el Centro de Madrid-Villaverde de PSA Peugeot Citroen trabajan en la actualidad 2.700 personas y el año pasado el registro de producción se situó en 125.300 unidades.