El equipamiento extra de seguridad del Explorer tendrá que esperar

Ford ha anunciado que las prometidas mejoras en equipamiento de seguridad del Explorer, que debían estar listas para este otoño, se demorarán hasta la próxima primavera.

En el pasado mes de enero, y en plena guerra entre Ford y Firestone por el caso de los neumáticos defectuosos, la marca del óvalo anunció que su todo terreno más popular, el Explorer, iba a ofrecer para este otoño un mayor equipamiento de seguridad.

Con el fin de tranquilizar a los posibles compradores del Explorer, Ford señaló que se ofrecerían, entre el citado equipamiento, medidores de presión de los neumáticos y airbags para casos de vuelco.

Ahora, el segundo fabricante mundial ha demorado esta introducción para el próximo mes de marzo. Las excusas que han ofrecido fuentes de la marca aluden al deseo de buscar la máxima fiabilidad. John Harmon, portavoz de Ford, lo explicaba así: "teníamos la esperanza de tenerlo (este equipamiento extra) para finales de año, pero con estas nuevas tecnologías queremos estar totalmente seguros antes de ponernos a producirlas de forma masiva".

El precio del medidor de presión de los neumáticos será de 180 dólares (unas 34.000 pesetas). La marca no ha ofrecido los precios para el resto del equipamiento opcional de seguridad, aunque sí se conoce que un pack de seguridad que incluye airbags de dos fases para conductor y pasajero, barras de acero de seguridad y pretensores para los cinturones de seguridad se ofrecerá de serie en los Explorer el año que viene.

Los mejores vídeos