El Dow Jones pierde los 12.000 puntos y cae el 1,2 por ciento en la media sesión

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, perdía hoy la simbólica cota de los 12.000 puntos al caer el 1,2 % en la media sesión, arrastrado por unos datos sobre superávit comercial en China que hicieron temer una ralentización de la recuperación económica mundial.

Ese índice, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas en EE.UU., restaba a esta hora 145,09 puntos para colocarse en las 11.979,27 unidades, por debajo del nivel de los 12.000 puntos que no perdía desde el pasado 15 de marzo.

Por su parte el selectivo S&P 500 perdía el 1,26 % (-16,25 puntos) hasta 1.272,75 enteros, y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendía el 1,27 % (-34,22 puntos) hasta 2.650,65 unidades.

Un día después de haber logrado interrumpir seis jornadas consecutivas de descensos, el parqué neoyorquino volvía a los números rojos apuntando a un cierre en terreno negativo que llevaría al Dow Jones a encadenar seis semanas de retrocesos, algo que no ocurre desde hace nueve años.

El ánimo vendedor de la jornada venía determinado por las noticias sobre el superávit comercial de China, que en los cinco primeros meses de 2011 fue de 22.970 millones de dólares (15.865 millones de euros), el 35,1 % menos respecto al mismo periodo del año pasado.

Además las exportaciones chinas aumentaron el 19,4 % interanual en mayo, hasta los 157.160 millones de dólares, frente al 29,9 % de abril o el 35,8 % de marzo, lo que indica una desaceleración en el crecimiento de las ventas exteriores debido a la caída de la demanda global.

Tampoco animaron a los inversores las palabras del presidente del banco de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, quien aseguró que las amenazas a la recuperación económica de EE.UU. han aumentado, en parte por el encarecimiento de las materias primas y la caída de los precios de la vivienda, aunque prevé un 'repunte' de la economía en la segunda mitad de 2011.

Así a esta hora todos los componentes del Dow Jones se colocaban en terreno negativo a excepción de la operadora de telefonía AT&T (0,3 %) y el fabricante de productos para la higiene personal Procter & Gamble (0,03 %).

El terreno negativo estaba encabezado por la aseguradora Travelers (-2,95 %), un día en el que anunció que su programa de recompra de acciones se reducirá a 250 millones de dólares en el segundo trimestre de este año (comparado con los 1.400 millones del mismo periodo del ejercicio precedente) como consecuencia de las pérdidas por catástrofes naturales sufridas este año.

Bajaban además la farmacéutica Pfizer (-2,41 %), el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (-2,1 %), la cadena de tiendas para mejoras del hogar Home Depot (-1,63 %), la financiera JPMorgan Chase (-1,63 %), el conglomerado GE (-1,51 %) y la petrolera Chevron (-1,57 %), esta última un día en el que el crudo registraba un contundente descenso del 2,7 % con el que se colocaba en 99,18 dólares por barril.

También bajaba aunque en menor medida la tecnológica Microsoft (-0,52 %), un día después de que perdiese en el Tribunal Supremo de EE.UU. la batalla contra una pequeña compañía canadiense que le acusaba de haber violado una patente, en un caso que le costará 290 millones de dólares.

Fuera de ese índice las acciones del gigante automovilístico japonés Toyota perdían el 1,28 % tras anunciar que prevé una caída del 31,4 % en su beneficio neto este año fiscal, aunque apuntó a una rápida recuperación de su producción pese al impacto del tsunami del 11 de marzo.

En otros mercados el oro descendía a 1.536,8 dólares la onza, el dólar ganaba terreno frente al euro (que se cambiaba por 1,4366 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años retrocedía al 2,95 %.