El diseño como solución a la crisis

Una vajilla de cemento que la hace más duradera, una innovadora nevera que prolonga la vida de frutas y verduras o una alfombra que se convierte en parque infantil, son algunas de las soluciones del mundo del diseño para reducir el consumo o hacer frente a la falta de espacio.

Todos estos objetos pueden verse en 'Forty Two Ways', una exposición de la escuela IED Madrid, que se inaugura hoy y que mostrará durante dos semanas 42 propuestas que sus alumnos han preparado para su proyecto de final de estudios.

Uno de los más llamativos es el frigorífico 'OLTU', un electrodoméstico que ayuda a que las hortalizas duren más reutilizando la energía que desprende el electrodoméstico.

Con este sistema, ideado por el italiano Fabio Molina y que combina una nevera al uso y varias vasijas de barro en las que se ubican las verduras y hortalizas, los productos tardan más en madurar sin utilizar prácticamente energía, es decir, se desperdicia menos comida sin apenas coste.

Otra de las alumnas, la colombiana Lina Girado, ha tratado de hacer una vajilla muy resistente, con el objetivo de reducir el gasto de este menaje en restaurantes y ayudar a un sector, el de los productores de cemento, en plena crisis tras la explosión de la burbuja inmobiliaria.

'Forty Two Ways' también cuenta con propuestas más abstractas como planes de negocio para empresas 'en crisis' como las de telefonía móvil, que han perdido la confianza de los consumidores, o un plan para promover la marca España, entre otras iniciativas.

Todas ellas combinan el diseño, la comunicación y la estrategia a largo plazo, tres pilares que combinados ayudan a encontrar soluciones frente a un mundo en crisis como el actual, y es que a pesar de todo lo negativo, la crisis también 'ha ayudado a crear músculo' creativo según ha explicado a EFEstilo el publicista Toni Segarra.

Creador de campañas como '¿Te gusta conducir?', de BMW, o 'La república independiente de tu casa', de Ikea, Segarra explica que la mayor parte de los estudiantes reflejan en sus proyectos la necesidad de las marcas y productos de 'recuperar la esencia' y 'volver a los orígenes'.

En la muestra también se puede encontrar un escritorio para la terapia de personas con alzheimer, un pendrive colgante para llevar fotos familiares, un alfombra que se convierte en parque infantil o una tienda de campaña para situaciones de emergencia.