El Cunningham C7, más cerca del asfalto

El espaldarazo que necesitaba la marca Cunningham para recuperar el esplendor que tuvo en los años 60 ha llegado por parte de General Motors. El primer fabricante mundial ha decidido invertir 2 millones de dólares (2.275.313 euros, 378.580.229 millones de pesetas) para estudiar la viabilidad de la fabricación en serie del Cunningham C7, la gran esperanza blanca de la compañía.

La llegada a General Motors de Robert Lutz, uno de los gurús de la industria norteamericana, ha sido vital para que Cunningham reciba esta inversión. Hace casi 2 años, el mismo Lutz junto a Briggs Cunningham III, uno de los descendientes de la saga, retomaron la marca creando Cunningham Motor.

La inversión, de 2 millones de dólares (2.275.313 euros, 378.580.229 millones de pesetas) supondrá el 10 por ciento del capital de la automovilística y servirá para que Cunningham estudie la posibilidad de fabricar en serie el C7, un prototipo presentado en el pasado Salón de Detroit y que pretende recuperar los laureles que tuvo la marca durante los años 60.

El C7 es un coupé 2 2 alimentado por un motor V12 de 6,7 litros de capacidad y casi 600 CV de potencia. El principal objetivo de Cunningham es el de rivalizar con modelos similares de constructores europeos como Aston Martin, Ferrari o Masserati.

El lujo y la exclusividad serán notas dominantes de este modelo. De él se fabricarán unas 600 unidades al año, que tendrán un precio también bastante exclusivo: 250.000 dólares (285.000 euros, 47,5 millones de pesetas).

La época dorada de Cunningham, algo que se quiere recuperar en un futuro cercano, se dio en los años 50 bajo el mando de Briggs Cunningham II. Este piloto fue el responsable de memorables actuaciones en diversas competiciones automovilísticas, como Le Mans, además del desarrollo de una completa gama de vehículos que supusieron el paradigma de los automóviles de altas prestaciones y lujo. Estos fueron conocidos como C1, C2, C3, C4, C5 y C6. Ahora, la gran esperanza es el C7, que, de ir todo bien, se pondría a la venta en 2004.