El cooperante mallorquín pasa primera noche Mallorca tras 9 meses secuestro

El cooperante mallorquín Enric Gonyalons, liberado tras su secuestro de nueve meses en Mali a manos de un grupo islamista, ha pasado su primera noche en su casa de Marratxí, a las afueras de Palma, y ha salido esta mañana en un coche sin hacer declaraciones a los periodistas que le esperaban.

Gonyalons, que regresó anoche a Mallorca, ha salido sobre las 11.45 horas en un coche que conducía otra persona, mostraba buen aspecto y estaba sonriente, mientras que su hermano ha abandonado la vivienda en otro automóvil y ha señalado brevemente que la familia emitirá un comunicado esta tarde.

Sobre el timbre de la entrada del chalé de la urbanización de Es Garrovers había una nota donde se leía: 'No llamar, estamos descansando, gracias', una petición que han respetado los periodistas que han hecho guardia durante unas horas para recoger las impresiones del cooperante liberado.

Un avión de la Fuerza Aérea, que aterrizó ayer a las 20.00 horas en la base aérea de Torrejón de Ardoz de Madrid, condujo a España a Gonyalons y a la madrileña Ainhoa Fernández de Rincón, compañera en este secuestro a manos de un grupo islamista radical.

El miércoles, día de su liberación, los vecinos de Gonyalons destacaron de él que es un 'chico muy alegre, muy generoso y muy buena persona', y expresaron su satisfacción por su vuelta a casa, 'por él y también mucho por su familia'.

Uno de ellos, una señora mayor que conoce a la familia 'de toda la vida' y que iba a su casa para felicitarles, declaró que todos esos meses han sido 'un sufrimiento muy grande para el que no hay palabras'.

'Son muy buena gente, vecinos de siempre y Enric es una eminencia de chico, me alegro mucho', señaló emocionada.