El consumo de gasolina bajó un 4,4 por ciento durante 2000

A lo largo del año 2000 se consumieron en España 8.527.000 toneladas de gasolina de automoción, un 4,4 por ciento menos que en el año anterior. En cambio, el Diesel vio incrementado notablemente su consumo.

La carestía que atravesó el petróleo a lo largo de todo el año 2000 y el frenazo de la venta de automóviles son las causas fundamentales de esta situación. Además, aumenta notablemente la venta de coches Diesel, con lo que las ventas de este combustible se llevan gran parte del consumo.

De hecho, durante 2000, el Diesel incrementó su demanda en un 7,1, llegando a las 16.847.000 toneladas, casi el doble que las ventas de gasolina.
Más barato, el gasóleo ha logrado convencer a muchos más conductores que la gasolina, con lo que su futuro es prometedor. Lógicamente, si su demanda se fortalece, lo hará también su precio.
Por tipos de gasolina, la que mayor descenso registró fue la súper, con un 24,1 por ciento de caída, un combustible que tiene los días contados y desaparecerá definitivamente en agosto.
La sin plomo de 98 cayó un 16,9 por ciento, mientras que la de 95 subió un 19 por ciento.

Ante este aumento de ventas Diesel, las petroleras han pedido que deje de beneficiarse fiscalmente a este combustible y se equiparen sus impuestos con los de la gasolina.
Sólo seguirá bonificado el gasóleo profesional para los transportistas, combustible que los operadores consideran necesario.
Aseguran que la situación del Diesel ha cambiado mucho. Ahora este combustible se ha impuesto, por lo que las bonificaciones, pensadas para un momento en que era usado sólo por vehículos de transporte, no tienen sentido.

De aplicarse la igualdad fiscal, el precio del gasóleo subiría notablemente, al menos 20 pesetas por litro.

Los mejores vídeos