El consumo de combustible caerá un 15 por ciento en Madrid

A falta de poco más de un mes para que Madrid se convierta en la primera comunidad autónoma en aplicar a los combustibles el llamado "céntimo sanitario", los vendedores de combustibles avisan contra el peligro derivado de este aumento de los impuestos. Creen que el consumo de hidrocarburos caerá un 15 por ciento.

El consumo de combustible caerá un 15 por ciento en Madrid
El consumo de combustible caerá un 15 por ciento en Madrid

Alejandro Moratilla, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de la Comunidad de Madrid, ha dado el primer paso de los profesionales contra la subida de impuestos que prepara el gobierno regional. Como se recordará, esta subida de un céntimo de euro por litro está destinada a financiar la Sanidad autonómica.

Para Moratilla y los propietarios de gasolineras por él representados, la subida de precios traerá un descenso del 15 por ciento en la demanda de las estaciones de servicio. Esto se deberá a la proximidad de muchas zonas de Madrid a gasolineras radicadas en las provincias de Castilla La Mancha. La cercanía hará que muchos conductores, sobre todo profesionales, prefieran acercarse a las estaciones castellanomanchegas para repostar. Lo mismo sucederá con el abastecimiento de consumos propios y flotas cautivas.

Este efecto será especialmente grave en el gasóleo, combustible que recibirá la mayor parte del golpe. Los 1.900 millones de litros que se venden cada año en la Comunidad de Madrid podrían reducirse en un 10 ó un 15 por ciento. Para la gasolina, los cálculos no son tan exactos, pues su consumidor principal, el automovilista normal y corriente, "reposta donde puede".

"No estamos dispuestos a cargar con ese céntimo, es decir, a reducir el margen de beneficio del empresario para que el impuesto no se salga del bolsillo del cliente. La ley dice que es un impuesto al consumo. Que sean los consumidores quienes los paguen", explican los empresarios

Moratilla habla también de otras pérdidas de ingresos que vendrán unidas al "céntimo sanitario". Se trata del consumo que realizan los turistas que viajan en autobuses con escala o parada de descanso en Madrid. Considera el líder de los gasolineros que estos turistas se tomarán su bocadillo en otras comunidades donde el gasóleo sea más barato para la empresa que flete el autobús.

Reposte fuera de Madrid
En la misma línea defendida por los gasolineros madrileños se ha pronunciado la Unión de Consumidores de Madrid. Esta asociación ha mostrado su rechazo a la subida de impuestos y, además, ha recomendado a los consumidores y usuarios que salgan de Madrid para repostar.

Los dirigentes de esta organización cree que el combustible ya soporta suficientes gravámenes y que el céntimo que se quiere subir ahora "perjudica la economía de los usuarios y consumidores".