El comité de empresa y la Dirección de Opel siguen negociando

El comité de empresa de Opel España y la Dirección de la empresa siguen inmersos en la búsqueda de un acuerdo para el X Convenio Colectivo. Por otro lado, Opel España reclama ayudas públicas para traerse la construcción de un nuevo modelo a su planta de Figueruelas.

En Figueruelas, representantes de los trabajadores de Opel España y la Dirección siguen intercambiando puntos de vista en la comisión negociadora del X Convenio Colectivo sin acercar posturas.
El presidente del comité, Juan Carlos Sánchez, comentó ayer la reunión de la comisión negociadora sobre los derechos sindicales, la formación y la organización del trabajo. Mientras que los trabajadores habían solicitado a la empresa una reducción del ritmo de trabajo de casi el 10 por ciento, la Dirección considera que esa medida "pondría en peligro la competitividad de la empresa".
Sobre las condiciones de trabajo tampoco hay acuerdo. Los trabajadores piden un aumento de incentivos por incidencias, pero la Empresa considera que existen unas tablas de pesos y posturas que permiten elementos y herramientas de evaluación de las condiciones ergonómicas de todos los puestos de trabajo.
Tampoco hay un mínimo acuerdo sobre la representación sindical, el comité de empresa destaca que una empresa con 750 miembros dispone de 21 representantes sindicales mientras que Opel España, con 8.500 empleados, tiene 39, por lo que pide mayor representación sindical. Por su parte, la Dirección asegura que "los derechos sindicales de la representación de los trabajadores en Opel se extienden de forma efectiva más allá de lo estipulado" y tampoco le convence la opción de acudir al Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje al asegurar que dada la peculiaridad de los asuntos de la empresa son más adecuados los mecanismos internos.
Las posturas están algo más cercanas en lo que a la formación de la plantilla se refiere, la Empresa asegura estar dispuesta a estudiar anualmente su participación en el plan dirigido a satisfacer inquietudes formativas de la plantilla que no se ven cubiertas en su totalidad.
Por otro lado, desde Ginebra, el presidente de la compañía, Juan José Sanz, afirmó haberse reunido con representantes del Ministerio de Economía para exponerles el proyecto industrial previsto por Opel en la fabricación de nuevos modelos.
La Dirección de Opel Europa decidirá el próximo mes de marzo el lugar de producción de un nuevo modelo, construido sobre la plataforma del Corsa. La inversión prevista por la filial de General Motors es de unos 70.000 millones y las fábricas con mayores posibilidades de llevarse el gato al agua son las plantas de Figueruelas y la fábrica polaca de Glivice. Para Juan José Sanz está inversión se podría perder si la fabricación del nuevo modelo no obtuviese ayudas públicas que ayudasen a fortalecer su posición respecto a la competencia polaca.