El coche compartido, en Madrid

La empresa Avancar planea extender su servicio de coches compartidos a Madrid durante este año 2008, y al País Vasco en el ejercicio siguiente, según avanzó ayer el consejero delegado de la compañía, Miguel Ángel Dombriz.

Dombriz explicó ayer que "estamos en conversaciones con el Consorcio de Transporte Metropolitano de Madrid y nuestra voluntad es empezar a dar servicio en el 2008".También señaló que la intención de la empresa es que se pueda extender este servicio de coches compartidos a otras zonas de España, como el País Vasco, en el 2009. Dombriz hizo estas declaraciones en la capital catalana durante la presentación de los nuevos coches ecológicos de la empresa Avancar, que ofrece un servicio de coche compartido para el área de Barcelona, y que ha incorporado cuatro coches Honda de motor híbrido. El servicio de Avancar se da a los socios que pagan una cuota —30 euros por uso esporádico y 80 euros anuales por uso frecuente—, lo que permite reservar un coche por Internet o por teléfono y pagar por él en función de los días o los kilómetros que se le utilice. En este momento, Avancar cuenta con 1.500 asociados en el área metropolitana de Barcelona y, según sus promotores, se está convirtiendo en una alternativa al coche privado ya que supone un importante ahorro en combustible, aparcamiento y seguro de coches. Avancar cuenta con una flota de 85 vehículos y el apoyo de diversas instituciones, como ha demostró ayer en la presentación de los cuatro nuevos coches, a la que acudieron el secretario general de Energía, Ignasi Nieto; el secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal; y la concejal del ayuntamiento de Barcelona Imma Mayol, quien explicó que era socia y usuaria y elogió este modelo por conjugar "la movilidad sostenible con el cuidado del medio ambiente". Nieto, por su parte, manifestó el apoyo del Gobierno a esta iniciativa "porque ayuda a abaratar la factura energética, puesto que el 15 por ciento del consumo de energía española es transporte privado, casi tanto como la electricidad, que supone el 20 por ciento".