El caso Firestone no entiende de fronteras

Al menos 38 muertos y 48 heridos son el resultado momentáneo de los problemas con los neumáticos de Firestone en México, según ha señalado la firma jurídica Bianchi&Lagarde.

El despacho de abogados, que es el principal demandante de Ford Motor y Firestone en Estados Unidos, ha señalado que el número de víctimas se incrementará, superando la centena, si no se toman medidas.
El presidente de Bianchi&Lagarde, Richard Lagarde, exhortó a los ciudadanos mexicanos que posean vehículos con neumáticos Firestone a que exijan a la compañía la sustitución de los mismos.
Según Lagarde, existen pruebas que demuestran que los problemas con las cubiertas FR480 se han dado, además de en vehículos Ford, en los todo terreno Silverado y Suburban, de General Motors. ¿Tenemos informes de accidentes de estos dos modelos de General Motors en los que han muerto 21 personas y 15 heridos¿, afirmó Lagarde. El origen de los accidentes siempre es el mismo: un desprendimiento de la banda de rodadura. El bufete ha señalado que se pusieron en contacto con la marca para advertirle de estos problemas, GM por el contrario, niega este último hecho.
El pasado agosto, Firestone México se comprometió a reemplazar unos 100.000 neumáticos que, supuestamente, presentaban defectos de fabricación.