El cambio de matrículas costará 66 millones de euros

Nuevos datos alimentan la polémica desatada ante la posible inclusión del distintivo autonómico en las matrículas. El presidente de la CEOE, José María Cuevas, ha enviado cartas a varios ministerios en las que indica que el cambio supondría un coste de 66 millones de euros para los sectores afectados.

Vuelven los distintivos autonómicos a las matrículas
Vuelven los distintivos autonómicos a las matrículas

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, y los ministros de Interior e Industria, José Antonio Alonso y José Montilla, respectivamente, continúan recibiendo cartas en contra de la inclusión de los distintivos autonómicos en las matrículas. A principios de octubre, el sector de la automoción explicó a estos gabinetes las consecuencias negativas que tendría esta medida. Ahora, las empresas inciden en el tema: José María Cuevas, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ha dirigido sendas cartas a Solbes, Alonso y Montilla en las que asegura que la operación tendrá un coste de 66 millones de euros.Según los cálculos de la patronal, la actividad más afectada por esta norma sería la del alquiler de coches, cuyo negocio tiene un fuerte componente de rotación de flotas entre diversas comunidades autónomas. Si hubiera que cambiar las placas a 200.000 turismos (en lo que va de año, los alquiladores han adquirido 174.000 unidades), la Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos (Feneval) estima que el coste llegaría a los 36 millones de euros, explica el diario “El Mundo".Las compañías del sector afirman que este cálculo tiene en cuenta conceptos como el transporte para la redistribución de flotas, la pérdida de días de alquiler por la paralización de vehículos, el coste del cambio de placas o el incremento de la siniestralidad, debido a posibles actos vandálicos. Éstos se producirían, según explican, al vincular el coche a una determinada comunidad autónoma.Por otra parte, las nuevas matrículas en turismos, vehículos industriales y motos supondrán un importe de 30,7 millones de euros. Las transferencias de coches realizadas entre regiones supondrían el mayor volumen de esta partida. El cambio de placas será necesario para garantizar que los automóviles no sufrirán desperfectos o que tendrán una salida comercial más ventajosa en el mercado de segunda mano. Éste sufrirá importantes pérdidas económicas si el distintivo autonómico se incluye en las matrículas, según las previsiones del sector.Cuevas también ha ofrecido una posible solución al conflicto, similar a la señalada por los fabricantes. En su opinión, “las actividades empresariales que se verían afectadas por la obligatoriedad de un distintivo territorial en las placas representan más de 7 por ciento del PIB y suponen más del 11 por ciento del empleo en este país. Al igual que esta Confederación, consideran que sus demandas se verían satisfechas si aquellos ciudadanos que lo desearan pudieran distinguir la procedencia de su vehículo mediante un distintivo de su Comunidad Autónoma en la matrícula". Eso sí, podrían retirarlo cuando lo consideraran conveniente, ha añadido.Para el presidente de la CEOE, “tanto la racionalidad económica, como la inseguridad que puede provocar nuestra particular situación territorial, aconsejan mucha cautela a la hora de realizar cambios en la normativa que regula este ámbito". Asimismo, ha recordado que todos los sectores implicados (“más numerosos de lo que parece a primera vista", ha señalado) y la propia CEOE pensaban que la situación “se había resuelto a finales de 2000 con la matrícula única. Así lo demuestra el buen funcionamiento del mercado de segunda mano desde entonces y la satisfacción generalizada de empresas y particulares", ha apuntado.Las asociaciones más importantes de fabricantes, importadores, concesionarios y conductores enviaron a principios de octubre una carta al ministro del Interior. En ella, expresaban su preocupación ante la medida propuesta, que –según explicaban- “va en contra del interés del ciudadano y favorece a grupos que desean nuevos impuestos autonómicos". Ahora, consideran que “no pintan nada" en este asunto. El ministro del Interior ha asegurado que los usuarios no tendrán que pagar por este cambio, pero, a menos que Tráfico decida permitirlo sin necesidad de abonar las tasas (una posibilidad que la entidad ya ha apuntado), los usuarios tendrán que pagar unos 140 euros por las nuevas placas.

Según la CEOE, primero habrá que hacer frente a la tasa de concesión de la nueva placa (65,2 euros). Después, habría que satisfacer el importe de la matrícula (30 euros) y la tasa de la ITV (46,12 euros). Este paso, obligatorio por ley, debe realizarse siempre que el vehículo pasa del registro de matrículas de una comunidad a otra, explica “El Mundo".

Los mejores vídeos