El CAC-40 pierde un 1,51 % y termina por debajo de los 3.000 puntos

La Bolsa de París cerró hoy a la baja y su principal indicador, el CAC-40, se dejó un 1,51 por ciento y cerró a 2.981,96 puntos, en medio de noticias macroeconómicas de tendencia negativa que se reflejó en el mercado.

Las noticias contradictorias procedentes de la eurozona en relación con la resolución de la crisis en Grecia y los indicadores económicos procedentes de Alemania, China y Estados Unidos pesaron en la evolución del parqué parisino.

El mercado ya estaba cerrado cuando el presidente Nicolas Sarkozy y el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, explicaban a la prensa los compromisos adquiridos durante la reunión mantenida en París, un encuentro que la Bolsa no llegó a tiempo de valorar.

De nuevo los bancos tuvieron que sufrir una sesión negativa, con todos las cotizaciones de los principales a la baja: BNP Paribas perdió un 3,50%; Crédit Agricole, un 3,17 %, y Société Générale, un 5,12 %.

Y eso después de conocerse las perspectivas anunciadas por UBS, que rebajó las que concede a esos tres bancos franceses.

Varios de los valores industriales franceses resumieron la evolución que marcó la Bolsa en el último día de negociación de septiembre: Renault perdió un 3,63 %; Peugeot, un 3 %; Vallourec, un 5,05 %, y ArcelorMittal, un 2,38 %.

También el sector del lujo experimentó pérdidas: el grupo LVMH cayó un 3,44 % PPR, un 6,15 %, y Hermès International, un 2,90 %.