El C3 Pluriel ya se monta en Madrid

Se presentará en el próximo Salón de París, pero ayer ya salió de las líneas de montaje el primer C3 Pluriel, un modelo muy polivalente que se fabricará en exclusiva en la factoría madrileña de Villaverde.

El C3 Pluriel ya se monta en Madrid
El C3 Pluriel ya se monta en Madrid

La fábrica de Villaverde (en Madrid) acaba de cumplir 50 años y Citroën ha decidido regalarle la producción en exclusiva del C3 Pluriel. La presentación oficial de este modelo se producirá en el próximo Salón de París, a finales de septiembre, pero ya ha salido el primer modelo de las cadenas de montaje de la factoría madrileña.

Basado en la plataforma del C3, el Pluriel puede convertirse en un descapotable o en un spider pick-up con tan sólo apretar un botón. Una arquitectura sin pilar central, con arcos longitudinales móviles, una capota abatible y un doble piso trasero, facilitan las transformaciones. El asiento trasero se oculta bajo el suelo, ampliándose el espacio de carga.

Se pondrá a la venta a comienzos de 2003 y se prevé que su precio superará en 3.000 euros (499.158 pesetas) el valor de un C3 normal. La directora general de Citroën España, Magda Salarich (en la foto junto al presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón), aprovechó la presentación del nuevo Pluriel para asegurar que Villaverde cumple 50 años en un "momento mágico".

Lo cierto es que el nuevo C3 ha venido con un pan debajo del brazo: desde su llegada se han invertido en esta planta más de 102 millones de euros (casi 17.000 millones de pesetas), un dinero con el que se han modernizado los talleres, se ha comprado maquinaria (83 nuevos robots, 87 nuevas pinzas de soldadura motorizada, 26 nuevos autómatas de gran capacidad...) y se han puesto en marcha medidas más "ecológicas".

Así, esta planta, cuya eficacia se ha puesto en duda en alguna ocasión, se convierte en uno de los tres centros del mundo que produce el C3 y el único que monta el Pluriel. Además, estos trabajos se combinan con la fabricación del Xsara, el líder de ventas de la marca. La factoría de Villaverde comenzó a funcionar hace cincuenta años. Eduardo Barreiros -considerado el padre de la automoción española- eligió la localidad para montar un taller dedicado a la conversión de motores de gasolina en motores Diesel. Era la época del racionamiento del combustible y en el taller de Barreiros sólo trabajaban siete personas.

Progresivamente, empezó a montar cajas de cambio y ensamblar turismos Dodge, Simca y Chrysler. En 1978, el Grupo francés PSA (que engloba Peugeot y Citroën) compró la fábrica, a la que destinó sus principales creaciones.

Ahora, Villaverde da empleo a 3.442 personas y cuenta con unas instalaciones de 745.000 metros cuadrados, capaces de montar 38,7 vehículos cada hora.