El BCE facilita la refinanciación de los bancos españoles

El Banco Central Europeo (BCE) va a facilitar la refinanciación de los bancos españoles al relajar las condiciones para prestarles dinero y aceptar como garantía bonos de titulización hipotecaria.

El BCE anunció que va a flexibilizar las condiciones para prestar dinero a los bancos comerciales de la zona del euro y va a aceptar como garantía créditos de consumo y para el pago de un automóvil.

El BCE ha decidido medidas 'para mejorar el acceso del sector bancario a las operaciones del Eurosistema con el fin de apoyar más la provisión de crédito a los hogares y las empresas'.

La entidad monetaria ha reducido la calificación de crédito y corregido los criterios de admisibilidad de algunos bonos de titulización y aceptará como garantía en sus operaciones de refinanciación más bonos de este tipo, como bonos de titulización hipotecaria, lo que ayudará a los bancos españoles.

Los bancos españoles tienen en sus balances gran cantidad de bonos de titulización hipotecaria, por lo que esta decisión del BCE seguro que ayudará a los institutos financieros españoles, dijo a EFE el analista de Commerzbank, Michael Schubert.

El BCE ha ampliado al alcance de las medidas introducidas el 8 de diciembre de 2011 para incrementar las garantías disponibles permitiendo temporalmente a los bancos centrales nacionales del Eurosistema aceptar como activos de garantía otros créditos no fallidos.

El Bundesbank ve de forma crítica esta decisión, dijo un portavoz del banco central de Alemania.

Antes de la crisis financiera, el BCE sólo aceptaba como garantía activos con una calificación mínima de 'A-'.

Tras la crisis, el BCE aceptó como garantía activos con una calificación de crédito mínima de 'BBB-/Baa3', excepto para los bonos de titulización.

Ahora, el BCE va a aceptar como garantía en sus operaciones de refinanciación bonos de titulizacion de créditos de consumo, para la compra de un automóvil, de leasing e hipotecas de propiedades comerciales que tengan una calificación de emisión y posteriormente de, al menos, 'A'.

El BCE aplicará a estos bonos de titulización de deuda un recorte del valor del 16 %.

Además, el BCE va a aceptar como garantía bonos de titulización de hipotecas de vivienda residencial y comercial, bonos respaldados por préstamos a pymes, préstamos para la compra de un automóvil y de consumo con una calificación de emisión y posterior de triple 'B'.

En este caso, la entidad aplicará un recorte del valor del 26 % a los bonos de titulización de hipotecas residenciales, de préstamos a las pymes, de consumo, para el pago de un automóvil y de leasing.

Además, el BCE aplicará un recorte del valor del 32 % a los bonos de titulización de hipotecas comerciales.

El BCE ha aplicado recortes de valor mayores a los nuevos bonos de titulización que admite como garantía para controlar riesgos y asegurar una equiparación de riesgo a través de todas las clases de activos con el fin de mantener el perfil de riesgo del Eurosistema.

Los mejores vídeos