El Ayuntamiento de Gijón busca un grupo inversor para Suzuki

La multinacional japonesa señaló al Ayuntamiento que harían un Plan Social 'ordenado y generoso', por encima de lo obligado

El concejal de Desarrollo Económico y Empleo en el Ayuntamiento de Gijón, Fernando Couto (Foro), ha asegurado este jueves que el Gobierno local está buscando un grupo inversor para dar salida a la factoría gijonesa de Suzuki, cuyo cierre está programado para marzo de 2013, al tiempo que ha retado al portavoz socialista municipal, Santiago Martínez Argüelles, a que si tiene la solución, como él dice, que la diga y se la transmita al presidente regional, Javier Fernández, y el consejero de Economía, Graciano Torre, quienes tildaron la situación de 'irreversible'.

Couto, en rueda de prensa en el Consistorio, ha reconocido que la situación actual hará difícil encontrar un inversor y ha señalado que la multinacional, en la reunión mantenida, les comunicó que acumulaban pérdidas de 30 millones de euros en cuatro años, a lo que se suma la caída de ventas en un 70 por ciento en el mercado de la motocicleta.

La empresa, eso sí, les indicó que la decisión 'no es abordable desde el punto de vista político', aunque quieren diseñar un plan social 'ordenado y generoso', por encima de lo estipulado en la legislación laboral o el convenio. De las 200 personas de la plantilla, 30 continuarán su actividad comercial en la oficina de Gijón, según les trasladó la empresa, pero ha matizado que no hay documento que garantice la viabilidad de que sigan aquí.

El edil ha anunciado también que el próximo día 15, a las 9.00 horas, el Ayuntamiento se reunirá con el Comité de Empresa, además de que mantienen también contactos con la Dirección de la multinacional.

Asimismo, ha remarcado que si bien hubo una caída de ventas en un 70 por ciento en el mercado de la motocicleta, el de las motos eléctricas ha crecido un 400 por cien, lo que podría ser una opción a valorar. Unido a ello, ha lamentado que el Principado no haya impulsado que el Gobierno Central sacara una línea de ayudas a la compra de motos, igual que comunidades con un fuerte sector del automóvil lograron para la venta de vehículos.

'SECRETARIO GENERAL DE LOS DESAHUCIOS'

Respecto a Argüelles, al que ha apodado 'el secretario general de los desahucios', le ha recriminado la unión en una misma persona de líder el PSOE gijonés y portavoz municipal, que solo busca, a su juicio, tapar y ocultar todos 'los tejemanejes' de Cajastur. Para Couto, este solo quiere 'hacer caja' y le ha conminado a hacer público sus retribuciones en la entidad, después de aparecer en prensa que la media que cobran los consejeros era 160.000 euros anuales.

También le ha reprochado que haya 'atacado de forma injusta' al Gobierno municipal, por la gestión del caso de Suzuki, mientras que insista en el pleno rendimiento de su parido si ocupara la Alcaldía de Gijón, 'que no ocupa ni ocupará por su forma de operar en muchos años', ha apostillado. Le ha señalado, en este sentido, que también se puede trabajar desde la oposición, y se puede y deben aportar alternativas.

'En año y medio estamos esperando que aporte algo de peso', ha incidido, antes de quejarse de que solo obtuvo de él reproches 'sin fundamento', inversiones 'desproporcionadas', locales vacíos por los que se pagaba una millonada y equipamientos con déficit, según él. Además, le ha reprochado que dijera que la noticia le pilló por sorpresa y se ha preguntado si es que no se enteró en estos últimos años de las dificultades que atravesaba la empresa, cuando el propio Torre reconoció que en 2004 hubo otro intento de deslocalización y aseguró que nunca fue una planta estable.

En cuanto al apoyo del Ayuntamiento años atrás, ha señalado que vía subvención solo le consta una ayuda de 13.500 euros para la contratación de cinco trabajadores en 2005. Couto se ha quejado también de que no existió 'nunca' una política industrial activa en el Principado que evite su desmantelamiento, como tampoco supo gestionar adecuadamente la crisis del carbón y otros sectores industriales y de servicios públicos, caso de la Sanidad.