El automóvil, objeto de menos quejas de los consumidores

El automóvil trae de cabeza a los consumidores, pero no tanto como antes. Según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), el coche aglutina el 4,87 por ciento de las consultas y reclamaciones formuladas por los usuarios a las asociaciones de consumidores, mucho menos que en años anteriores.

El automóvil, objeto de menos quejas de los consumidores
El automóvil, objeto de menos quejas de los consumidores

Ganvam ha recopilado las quejas que los dueños de automóviles han presentado en el año 2000 a las distintas asociaciones de consumidores de ámbito nacional. En total, el coche ha recibido el 4,87 por ciento de las consultas y reclamaciones, una cifra mucho menor a las alcanzadas en años anteriores (un 5,32 en 1999 y un 6,38 en 1998).

La reparación de los vehículos, tanto en redes oficiales como en talleres independientes, es la principal causa de reclamación (un 2,5 por ciento de las consultas). Estos niveles representan un pequeño descenso respecto a ejercicios precedentes, ya que en 1999 estas cifras se elevaron al 2,64 por ciento y en 1998, a 3,3.

Comprarse un vehículo nuevo no significa estar libre de problemas, pero cada vez la calidad de los mismos es mayor. Según Ganvam, en 2000, las quejas en este punto fueron un 1,18 por ciento de las totales que se reciben en las asociaciones de consumidores, mientras que en 1999 fueron el 1,29 y en 1998 un 1,51.

Curiosamente, la compra de vehículos usados registra parámetros similares a la de los nuevos: en 2000, un 1,19 por ciento; en 1999, un 1,39 y en 1998, un 1,57.