El automóvil compartido

Se nos presenta una solución muy interesante para aquellos que quieran disfrutar del coche sin tener uno propio. No, no es el alquiler, es algo mejor: es el coche compartido. Llega el CarSharing

El automóvil compartido
El automóvil compartido

Los clientes parecen bastante satisfechos con el servicio. La gran mayoría son personas que no utilizan el coche de manera habitual, por lo que no les es indispensable, aunque sí necesario en determinadas situaciones. Una de los primeras en apuntarse al coche compartido fue Ester Bonet: lleva en el "carsharing" desde el principio, desde la fase piloto del proyecto, en noviembre del año pasado. Ella no tiene vehículo propio y utiliza el coche compartido de forma esporádica. Aunque lo usa en alguna ocasión para realizar compras en centros comerciales fuera de Barcelona, como en IKEA, mayoritariamente disfruta del automóvil en viajes de fin de semana, puentes y vacaciones. Gracias a su trabajo, puede planificar con bastante antelación sus desplazamientos, pero, aun así, señala, siempre que ha necesitado con urgencia del servicio, no ha tenido problemas para reservar. Ester nos relata que lleva 20 años alquilando coches y opina que el "carsharing" aporta sensibles mejoras respecto a un alquiler convencional. Entre ellas, destaca esta cliente, está una mayor facilidad por el menor número de trámites a realizar y una flexibilidad mayor en el uso, pues permite, a través del ordenador de a bordo, alargar o acortar el tiempo de alquiler del coche. El principal pero que le pone al coche compartido es que, en ocasiones, no encuentra el vehículo que desea en el párking que tiene más cerca de casa, por lo que tiene que desplazarse a uno que está más apartado.