El automóvil compartido

Se nos presenta una solución muy interesante para aquellos que quieran disfrutar del coche sin tener uno propio. No, no es el alquiler, es algo mejor: es el coche compartido. Llega el CarSharing.

El automóvil compartido
El automóvil compartido

¿Y en España no hay ciudades que tengan "carsharing"? Barcelona es la única, por el momento, que cuenta con esta iniciativa en nuestro país y… tampoco lleva mucho tiempo; exactamente, desde el mes de febrero, fecha en la que se comenzó la explotación comercial de este servicio a través de la compañía Cataluña CarSharingf“Pero, esto del "carsharing" ¿realmente es cómodo y funciona?", os preguntaréis. La primera vez que te cuentan algo al respecto del servicio, te haces la idea de que se trata de un mero alquiler de coches. No es así exactamente. Bien es cierto que, con ambos sistemas, arriendas por un período de tiempo limitado un coche; sin embargo, el "carsharing" tiene una serie de ventajas añadidas. La principal y más perceptible es que puedes hacerte con un coche por fracciones de tiempo pequeñas, incluso de sólo una hora, con lo que no es necesario que se reserve el coche por el día entero. Pero empecemos desde el principio, hagamos cálculos y veamos cuánto nos ahorramos con este servicio respecto a la compra y el mantenimiento de un vehículo privado. El ahorro depende de los kilómetros que se recorran anualmente. Así, según datos ofrecidos por la consultora Applus, el coste que genera un coche Diesel que recorre 5.000 kilómetros anuales es de 4.824 euros, mientras que, si siempre se usa el servicio de CarSharing, los costes se reducen a la mitad: 2.220 euros. Hacer un “cálculo tipo" aplicable a una gran mayoría de clientes es casi imposible, porque las tarifas de Cataluña CarSharing comprenden muchas posibilidades, por lo que debemos echar nuestras cuentas y planificarnos si queremos beneficiarnos de un mayor ahorro.- Cuantos más kilómetros se recorren con el vehículo privado, menos rentable es el uso del coche compartido pues el precio del carburante que se nos cobra es superior al que encontramos en la gasolinera. Como decimos más arriba, en los vehículos Diesel, la frontera que nos indica si no interesa económicamente el coche compartido se sitúa en los 20.000 km. - El cliente tiene que hacer frente a dos tipos de tarifa, una horaria (por horas y días) y otra kilométrica. Es más rentable coger el coche menos días y recorrer más kilómetros que usarlo más días y transitar un menor espacio por jornada.- En el CarSharing existen tres tipos de vinculación: asociado, beneficiario y abonado. En las dos primeras, hay que pagar una cuota de acceso, pero se compensa con unos precios de utilización más baratos.-Si tus desplazamientos los realizas al centro urbano, te interesa el coche compartido porque te ahorras el coste del párking.-El coche compartido permite tener a nuestro alcance diferentes tipos de coche, lo que nos abre la posibilidad de usarlo como mero utilitario o como vehículo para transporte de mercancías. Además, la empresa que regenta el servicio de "carsharing" en Barcelona ofrece interesantes descuentos en los transportes públicos de la Ciudad Condal, lo que incita al ciudadano a usar este sistema de movilidad. Así, también la consultora Applus ha echado cuentas para ver qué ventajas tiene utilizar aproximadamente al 50 por ciento el sistema de coche compartido y el transporte público. Con esta combinación, uno se puede ahorrar mucho más: desde los 3.500 euros si recorremos unos 5.000 km anuales hasta cerca de los 800 cuando realizamos unos 20.000 kilómetros.Demostrado que económicamente es rentable, dependiendo de las circunstancias de cada uno, eso sí, tenemos que comprobar si no nos quita la libertad aparente que nos confiere un coche de nuestra propiedad. El vehículo privado, por decirlo así, siempre está ahí para nosotros. Cuando lo queremos usar, simplemente debemos dirigirnos hacia donde lo tenemos aparcado, sea en un garaje o en la calle, y usarlo. Con el sistema "carsharing" la dificultad no es mucho mayor. Podemos hacer la reserva -por teléfono o Internet- durante las 24 horas del día, con una antelación mínima de 15 minutos, y simplemente dirigirnos a uno de los párkings de la organización. La apertura del coche que vamos a recoger no se realiza con la habitual llave, sino con una tarjeta electrónica y personalizada que se nos ha proporcionado con anterioridad, al hacernos socios, y que permite el acceso al habitáculo, Una vez dentro, en la guantera, encontraremos la llave de contacto y allí deberemos dejarla cuando terminemos de usar el coche. Utilizamos el coche un mínimo de una hora; si lo necesitamos más tiempo del estipulado (horas o días), se puede prorrogar o cancelar su uso por teléfono, Internet o mediante el propio ordenador de a bordo del coche, y lo devolvemos en ese mismo aparcamiento o en otro que nos venga mejor.Cuando hacemos la reserva, podemos elegir el tipo de coche que más nos interese por tamaño, así podremos elegir en la actual flota entre un Opel Corsa, un Ford Focus, un Renault Mégane, un Opel Zafira o un Opel Vivaro. La empresa que presta este servicio garantiza que el coche se encuentra asegurado y en perfecto estado de mantenimiento mecánico y limpieza. ¿Problemas? Por ahora, el más notable es que la red de párkings no es demasiado abundante, sólo 14, aunque los responsables de la compañía prometen aumentar su número en relación directa con el incremento de la demanda (en la actualidad, el número de clientes asciende a unas 400 personas), y, según explican. los aparcamientos están suficientemente bien comunicados a través del transporte público. Este servicio se factura en función del tiempo de utilización y el kilometraje que hayamos recorrido. El pago no se hace durante la utilización del vehículo, sino que se cobra como un recibo más, mensualmente. Si necesitamos echar combustible, se incorpora una tarjeta de crédito a nombre de Cataluña Carsharing, que nos permite pagar el repostaje en cualquier gasolinera. No deberemos abonar nada más, ni seguro, ni impuestos, ni aparcamiento, ni reparaciones, sólo, eso sí, las posibles multas que se nos impongan por violar las normas de Tráfico.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.