El año pasado se dieron de baja 850.000 coches

Durante el ejercicio pasado se consiguió un nuevo récord en la cifra de coches retirados de la circulación, que llegó a 849.317 unidades, un 7,3 por ciento más que en el año anterior. El Plan Prever y la desaparición de la gasolina súper explican esta tendencia, según las asociaciones de vendedores y fabricantes.

La tendencia observada desde el establecimiento en 1997 del Plan Prever –que incentiva el cambio de vehículo- se ha visto acelerada en el último año, aumentando el ritmo de renovación del parque automovilístico.

Según los datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), la tasa de sustitución –proporción de automóviles retirados de la circulación sobre los coches nuevos matriculados- alcanzó en 2001 el 59,10 por ciento, la cifra más alta en siete años.

Así, 849.317 vehículos se dieron de baja en la Dirección General de Tráfico durante el año pasado, lo que representa un 7,3 por ciento más que en 2000 y más del doble de los registrados hace cinco años.

Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de la asociación de vendedores, ha señalado los sucesivos planes de ayudas fiscales como el principal impulso para la renovación del parque móvil, además de otros factores, como la desaparición de la gasolina súper desde el pasado 1 de agosto (cuando empezó a comercializarse un sustitutivo) y la inesperada fuerza de la demanda de turismos nuevos, cuyas ventas llegaron a las 1.437.192 unidades, un 4 por ciento más que en 2000 y un nuevo récord en nuestro país.

Sin embargo, el Plan Prever parece ser la principal causa de las cifras históricas registradas el año pasado. Durante 2001, 334.115 compra-ventas de vehículos se acogieron a alguna de las modalidades que ofrece dicho Plan (80.000 pesetas de descuento en el impuesto de matriculación para quien entregue su viejo vehículo para desguace o 120.000 para aquellos que cambien su coche de gasolina con plomo a uno nuevo que utilice carburante sin plomo). Esta cifra supone un aumento del 22,8 por ciento sobre el año anterior, según los datos de la patronal de fabricantes Anfac.

Estos datos tan abultados indican, en opinión de Ganvam, que el parque móvil español se está haciendo más seguro y menos contaminante, lo que justificaría la continuidad de los planes de descuentos en el impuesto de matriculación, que, en principio, desaparecerán en 2004. "Sentimos una gran preocupación", ha afirmado Sánchez Torres, "ya que antes del 1 de enero de 2004, el sector del automóvil se quedará sin ninguna ayuda del Estado".

Así, el presidente de Ganvam apuesta por una prórroga indefinida de los planes actuales o su sustitución por otros similares, pues, en su opinión, dejar de incentivar la renovación de vehículos se traduciría en una drástica caída de las ventas.

La asociación ha propuesto, además, la extensión del Plan Prever a los vehículos de segunda mano, una opción que la normativa actual no contempla.