El alza del petróleo encarece aún más nuestra gasolina

El incremento del precio del barril de crudo parece afectar a España más que al resto de países. Mientras en muchos estados de la UE este alza todavía no se ha trasladado a los consumidores, en España, las principales petroleras sí han elevado la cotización de sus productos. La gasolina sin plomo roza ya el euro por litro.

Repsol, la petrolera mejor considerada en España
Repsol, la petrolera mejor considerada en España

Sólo en la última semana, las mayores petroleras españolas (Cepsa y Repsol) han encarecido las gasolinas en 0,6 céntimos y el gasóleo en 1,2 céntimos de euro. Son datos de la Confederación Española de Estaciones de Servicios (CEES), una organización que empieza a alertar del desmesurado aumento de la cotización de nuestro combustible. De hecho, el precio medio del litro de gasolina sin plomo se ha situado ya en España en 0,908 euros y el del gasóleo en 0,778, según las cifras que maneja el Ministerio de Economía. Sólo en el último año, los carburantes han experimentado, de media, un alza de más del 11,5 por ciento.No ocurre lo mismo en Europa. En la UE, todavía hay un buen número de países que no han trasladado en la última semana el alza del crudo a los consumidores. Son, por ejemplo, Bélgica, República Checa, Eslovaquia e, incluso, Francia. Y lo peor es que esta tendencia no es nueva. Nuestra gasolina, históricamente, se encarece más que la del resto de países de la UE.Según informa el último Boletín Petrolero de la Comisión Europea, el precio de la gasolina ha subido en España más del doble de la media de la UE, entre el 26 de julio y el 2 de agosto. Así, la gasolina sin plomo de 95 octanos ha inrcementado su precio en nuestro país en 0,6 céntimos de euro, un 0,7 por ciento. También nuestro gasóleo A (automoción) ha sufrido los efectos del mercado. Este tipo de combustible ha subido 0,8 céntimos de euro por litro, lo que representa un alza del 1,1 por ciento.Y abrochaos los cinturones. Los expertos pronostican nuevas subidas en los precios de nuestros carburantes. Sus estimaciones alertan de que hasta octubre registrarán un nuevo incremento del 6 por ciento.El desmesurado aumento del precio de la gasolina ha provocado múltiples reacciones. Las asociaciones de consumidores, por ejemplo, ya han solicitado al Gobierno que aumente la competencia en el sector de la distribución y venta de carburantes para paliar así el efecto del alza del petróleo. Los transportistas, por su parte, piden un pacto de estado. Ayer, el secretario general de la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (FENADISMER), Juan Antonio Millán, exigió esta actuación para la estabilización del precio del gasóleo, “porque es un problema que afecta a toda la economía nacional".En esta línea también se ha expresado la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), quien, además, amenaza con fuertes movilizaciones “si el curso político no se inicia con respuestas eficaces".Mientras tanto, el precio del petróleo ha experimentado este fin de semana un leve retroceso en el mercado de Nueva York, motivado por el anuncio de la OPEP de incrementar su producción. No obstante, el precio del barril de Texas, referencia para Estados Unidos, se cambia todavía a 44,10 dólares, mientras que el de tipo Brent se cotiza en Londres ligeramente por debajo de los 41 dólares.