El alcalde de Lleida lamenta que el portavoz del PSC haya dado un paso atrás y apoye al de Terrassa

El alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha lamentado que el viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta, finalmente haya dado un paso atrás, haya acabado alineándose con el aparato y apoyando al alcalde de Terrassa, Pere Navarro, para ser el nuevo líder del PSC.

En declaraciones a Catalunya Radio recogidas por Europa Press, Ros ha considerado que Iceta debería haber tenido una actitud de 'neutralidad' al retirar su candidatura para liderar al PSC, carrera a la que ahora aspiran el alcalde de Lleida, Navarro y el miembro del colectivo obiolista 'Nou Cicle', Joan Ignasi Elena.

Ros ha vuelto a hacer un guiño a Elena, recalcando que entre ambos hay mucha sintonía: 'No tengo casi ninguna dificultad, por no decir ninguna', para cerrar una candidatura conjunta entre él y el dirigente de 'Nou Cicle', ha considerado.

El leridano también ha dicho que estará en la dirección del PSC si se dan determinadas condiciones. Entre ellas, que el grupo propio del PSC en el Congreso sea un objetivo del partido, aunque quizás no se logre en esta X legislatura española.

CORBACHO PIDE UNIDAD

El exministro de Trabajo y diputado del PSC en el Parlamento autonómico, Celestino Corbacho, ha considerado que tanto Elena como Navarro como Ros deben mantener sus candidaturas a liderar el partido vivas, y si hay acuerdos, deben ser a partir de este viernes, cuando empieza el congreso.

En declaraciones a la emisora Rac1 recogidas por Europa Press, Corbacho no ha dado apoyo a ninguno de los candidatos, abogando por un debate profundo.

No ha revelado si quiere seguir formando parte de la dirección socialista, se ha puesto a disposición del nuevo primer secretario del partido y también ha considerado que en su opinión, lo deseable sería que el PSC hiciera como el PSOE: primero escoger al líder y luego a la dirección.