El ABS será obligatorio en todos los vehículos en EE.UU.

El Gobierno estadounidense ha anunciado que podría pedir a los fabricantes de automóviles que instalen el ABS en todos los vehículos que salgan de sus cadenas de producción, según ha informado el Wall Street Journal.

El ABS será obligatorio en todos los vehículos en EE.UU.
El ABS será obligatorio en todos los vehículos en EE.UU.

Las marcas automovilísticas han acogido con sentimientos encontrados la última propuesta de la Administración Bush, que obligaría a los fabricantes a incluir en todos sus vehículos el sistema de antibloqueo de frenos.

Según las distintas firmas, implantar esta medida tendría un coste de 600 millones de dólares (694 millones de euros). Actualmente, en Estados Unidos, el ABS se engloba en el equipamiento de serie de la mayoría de los vehículos de coste medio y alto, pero incluirlo como opción en los automóviles más pequeños supone un desembolso de 300 a 600 dólares (342,5 a 690 euros, 57.000 a 115.000 pesetas).

Según anuncia el Wall Street Journal, desde la Casa Blanca se opina que esta disposición podría reducir los accidentes mortales en un número considerable. De hecho, John Graham, responsable de la Oficina de Administración y Presupuestos, ha presentado recientemente un testimonio escrito en el que afirma que exigir el ABS en todos los vehículos es algo "que merece la pena ser considerado", pues –como muestran las investigaciones de varias aseguradoras-, este elemento puede reducir los siniestros mortales en un nueve por ciento.

En Europa han surgido propuestas similares, aunque han sido realizadas por los fabricantes, quienes plantearon a la Unión Europea instalar el ABS en todos los turismos desde el día 1 de enero de 2002. Sin embargo, la Comisión no ha dado una respuesta, por lo que esta medida no se ha aplicado aún.

Por otra parte, desde el pasado viernes es obligatorio que todos los vehículos no turismos implanten este dispositivo, según la directiva de la UE 98/12.