El A6, el preferido de los directivos

Casi nueve de cada diez empresa españolas paga automóviles de representación a sus directivos y mandos medios por cuestión de estatus, según un estudio de la consultora Mercer HR Consulting.

El A6, el preferido de los directivos
El A6, el preferido de los directivos

Este mismo informe, denominado Estudio Internacional sobre Políticas y Prácticas de Automóviles 2005, sostiene que en nuestro país el coche preferido por los altos directivos es el Audi A6. A su vez, los directores de área optan por el Audi A4, los mandos medios se decantan por el Volkswagen Passat y los comerciales conducen mayoritariamente un Ford Focus. En otros países, los gustos son algo diferentes. En Gran Bretaña, los altos cargos de las compañías se decantan por la Clase E de Mercedes y el Serie 5 de BMW; en Francia, Renault es la marca favorita; en Alemania optan por Audi y BMW; mientras que en Iberoamérica y Asia se imponen las marcas japonesas como Toyota, Honda y Mitsubishi. El informe revela que más de la mitad de las empresas españolas paga toda la gasolina a sus directivos, tanto para uso personal como profesional y, en la mayoría de las ocasiones también se hacen cargo de los gastos de mantenimiento, de los impuestos y de los seguros de los vehículos. En el resto de países europeos, el porcentaje de empresas que corren con todos los gastos es más elevado, sobre todo en Bélgica, Alemania y Noruega. Es curiosa también la nueva tendencia a la hora de adquirir este tipo de vehículos. Hace cuatro años, el 80 por ciento de las compañías adquiría en propiedad los vehículos; ahora apenas lo hace un 35 por ciento. La mayor parte de las empresas, el 60 por ciento, opta por sistemas de financiación a largo plazo como el renting o el leasing y sólo el 5 por ciento da el dinero al directivo para que sea él el que compre directamente el coche. El cambio de vehículo se realiza en España cada cuatro años o a los 100.000 kilómetros, mientras que en el resto de Europa las empresas suelen cambiar cada tres años o cuando superan los 120.000 kilómetros. En nuestro país, el 59 por ciento de las empresas ofrece a sus empleados la posibilidad de comprar el coche que se sustituye, frente al 40 por ciento en Gran Bretaña, el 38 por ciento en Portugal y el 30 por ciento en Alemania.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.