El 37,2% de empresas aumentó su cartera de pedidos de exportación hasta marzo

El 37,2 % de las empresas españolas aumentó su cartera de pedidos de exportación entre enero y marzo de 2011, lo que supone un ligero incremento frente al 37 % del trimestre anterior, según la Encuesta de Coyuntura de la Exportación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El porcentaje de empresas que aseguraron que su cartera de pedidos para el exterior se mantuvo estable creció del 40,4 al 43,1 %, mientras que aquellas que señalaron una evolución a la baja subió del 16,7 al 19,6 %.

En lo que respecta a las expectativas de futuro, las empresas exportadoras esperan una mejora de su cartera de pedidos a tres meses, si bien las perspectivas a un año empeoran ligeramente, aunque se mantienen en niveles positivos por octavo trimestre consecutivo.

El porcentaje de empresas con expectativas al alza para los próximos tres meses subió al 37,5 %, en tanto que disminuyó hasta el 48,3 % y el 12,7 % las que esperan que en ese plazo sus exportaciones se mantengan estables o se reduzcan, respectivamente.

Con respecto a la evolución a un año, disminuyeron hasta el 36,7 % las compañías con expectativas alcistas y se mantuvieron en el 11,3 % las que tienen previsiones bajistas, mientras que subieron al 44,6 % las que creen que seguirán igual.

En términos generales, el Indicador Sintético de Actividad Exportadora (ISAE) que elabora el Ministerio se situó en el primer trimestre en 21 puntos, 4,5 puntos por encima del cierre de 2010, pero 1,7 puntos por debajo del registrado en el mismo trimestre del año anterior.

El indicador registró valores positivos en todos los sectores, excepto el de productos energéticos, aunque las áreas de actividad con una mejor percepción exportadora fueron el sector del automóvil, los bienes de consumo duradero y los de equipo.

Asimismo, el indicador fue positivo para todos los tamaños de empresas exportadoras, excepto para las compañías con exportaciones inferiores a 600.000 euros anuales.

Entre enero y marzo, el factor que tuvo una mayor incidencia positiva en la actividad exportadora -citado por el 43,1 % de las empresas encuestadas- fue la evolución de la demanda externa, seguido de la competencia en calidad y el tipo de cambio.

Como factor negativo, el 78,6 % de las compañías citó el precio de las materias primas, seguido del encarecimiento del petróleo y la disponibilidad de financiación externa.