El 33% de los conductores madrileños afirma haber cambiado sus hábitos de conducción debido a la situación económica

El 33 por ciento de los conductores madrileños afirma haber cambiado sus hábitos de conducción debido a la situación económica, según se desprende de un informe de coches.net.

El estudio sobre los hábitos de conducción y el uso del coche de los españoles realizado por Coches.net a una muestra nacional de más de 8.300 usuarios revela que 3 de cada 10 madrileños ha cambiado sus hábitos de uso del coche debido a la crisis.

Esta cifra ha sufrido un incremento respecto el año pasado, cuando los conductores madrileños que afirmaban haber modificado sus hábitos al volante era del 24,07 por ciento.

Entre las medidas utilizadas por este 33,6 por ciento de los conductores madrileños para ahorrar, la más recurrida es limitar los desplazamientos en coche para reducir costes (52 por ciento).

Ciudades como Madrid y Barcelona ya han notado este descenso en el uso del coche en ciudad, ya que, según afirma el área de Movilidad, Medioambiente y Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, el tráfico de vehículos en la capital ha descendido un 2,8 por ciento respecto a 2011, cifra que representa una media de 80.000 coches menos al día; mientras que según el área de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, el tráfico en la ciudad condal ha caído un 6 por ciento en los últimos cuatro años.

CONDUCIR A VELOCIDAD MODERADA

Otras de las opciones a las que recurren los conductores de Madrid para ahorrar al volante son conducir a una velocidad moderada con el fin de gastar menos combustible (49,9 por ciento), evitar las vías con peajes (29,6 por ciento), buscar un seguro más barato (26,9 por ciento) o utilizar el transporte público (24,6 por ciento).

El director de Coches.net, Roger Gastó, ha explicado que 'aunque el uso del coche conlleva unos gastos, en muchos casos, se trata de una necesidad'.

'En el estudio vemos que cerca del 51,8 por ciento de los conductores madrileños utiliza su vehículo para ir y volver del trabajo y que un 20,9 por ciento lo necesita para desempeñar su trabajo, de manera que es difícil que este 72 por ciento pueda llegar a abandonar completamente su uso', ha indicado y ha destacado que 'el precio del combustible también puede ser una de las causas por las que los conductores españoles deciden limitar los desplazamientos o moderar la velocidad'.

LOS MADRILEÑOS SE DISTRAEN AL VOLANTE

Según un informe presentado esta semana por el Real Automóvil Club de España (RACE) las distracciones son la principal causa de mortalidad en las carreteras españolas pero, aún así, cerca de 7 de cada 10 conductores madrileños usan el teléfono móvil mientras conducen.

De Estos, los más imprudentes son un 5,5 por ciento, que afirma utilizarlo para hablar o enviar mensajes de texto durante la conducción así como un 1,7 por ciento, que confiesa usarlo para llamar o enviar mensajes mientras esperan en el semáforo.

El restante 66,2 por ciento muestra más prudencia y afirma utilizar el teléfono móvil solo a través del manos libres. Estos datos muestran un ligero crecimiento respecto al año anterior, ya que en 2011 el 4,1 por ciento afirmaba utilizar el móvil durante la conducción y el 1 por ciento en los semáforos.

CADA VEZ MÁS CONSCIENTES DEL PELIGRO DEL ALCOHOL

A pesar de que el alcohol es otra de las principales causas de siniestralidad en la carretera, destaca que el 72,5 por ciento de los conductores madrileños afirma no conducir nunca después de haber ingerido alcohol. Este dato, es 2 puntos superior al registrado el año pasado, cuando este porcentaje fue del 70,6 por ciento.

Sin embargo, aún hay un 26,4 por ciento que confiesa ponerse al volante en caso de haber bebido una copa y un uno por ciento que confiesa no tener en cuenta haber tomado alcohol a la hora de utilizar el coche.

Estos dos últimos datos han disminuido respecto a 2011, cuando el porcentaje de los conductores que confesaba ponerse al volante en caso de haber bebido una copa fue del 28,2 por ciento y el de aquellos que no tenían en cuenta haber tomado alcohol a la hora de utilizar el coche fue del 1,2 por ciento.

En cuanto a otros factores de distracción, el 13,9 por ciento de los fumadores madrileños confiesa fumar mientras conduce, mientras que el 11,7 por ciento afirma que, a pesar de ser fumador, no lo hace. El restante 74,3 por ciento declara no ser fumador.

CADA VEZ MÁS DIFÍCIL ENCONTRAR APARCAMIENTO

Asimismo, 8 de cada 10 madrileños considera que cada vez es más difícil encontrar aparcamiento para los vehículos. Aún así, del total de los encuestados, el 55 por ciento de ellos afirma no querer renunciar a la comodidad que les supone usar el coche para desplazarse a pesar de tener serias dificultades a la hora de encontrar aparcamiento.

Mientras que el 25,5 por ciento confiesa utilizar más el transporte público debido a los problemas para aparcar, la alternativa del 11,8 por ciento de los conductores es el uso de la moto para desplazarse en ciudad.

En cuanto al precio de las zonas de aparcamiento reguladas, 8 de cada 10 madrileños lo considera excesivo mientras que el 17,1 por ciento restante lo considera adecuado o incluso barato.