El 25,1 % de las empresas aumentó su cartera exportadora entre abril y junio

El 25,1 % de las empresas españolas exportadoras ha aumentado su cartera de pedidos para el exterior en el segundo trimestre del año, lo que supone un descenso de 0,9 puntos frente al porcentaje del trimestre anterior, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Economía y Competitividad.

La mayoría de las empresas (44,3 %) señala que ha mantenido el volumen de encargos que recibe del extranjero, una tasa superior a la del trimestre anterior (41,2 %).

Las empresas que han indicado una evolución a la baja son el 30,5 % de las encuestadas, 2,3 puntos menos que en el trimestre anterior.

Por su parte, el 26,8 % espera incrementar sus exportaciones a tres meses, lo que supone un descenso de 3,7 puntos.

En la misma medida ha caído el porcentaje de empresas que esperan una evolución a la baja de sus pedidos, hasta el 29,1 %, en tanto que el 44 % de las empresas sigue pensando que mantendrá estable su cartera.

Las expectativas a un año son más optimistas, ya que el 43,9 % (2,6 puntos más) espera que sus pedidos de exportación aumenten en ese plazo.

Con estos datos, el Indicador Sintético de la Actividad Exportadora (ISAE) se sitúa en el segundo trimestre de 2012 en 1,4 puntos, frente a los 0,7 puntos del trimestre anterior.

El ISAE tiene valores positivos -que indican una mejor percepción de la actividad exportadora- para todos los sectores, salvo para el automóvil y las materias primas.

Los sectores con mejor percepción exportadora son el de productos energéticos, el de bienes de consumo duradero y el de productos químicos.

Las empresas con un volumen de exportación de entre 3 y 15 millones de euros son las que tienen los valores más positivos para el indicador, si bien cabe destacar la mejora de las expectativas para las más pequeñas (exportaciones de entre 30.000 y 600.000 euros).

La evolución de la demanda externa, la competencia en calidad y el tipo de cambio han sido citados por las empresas como los factores más positivos para las exportaciones, mientras que entre los factores negativos destacan el precio de las materias primas y el del petróleo.