EE.UU. llena sus despensas de petróleo

EE.UU. ha aprovechado el bajo precio que registra el crudo para llenar sus despensas. Así, de manera indirecta, ha lanzado un cable a la Opep, ya que, simplemente con este anuncio, el presidente norteamericano ha conseguido elevar el precio del barril.

El lunes un nuevo accidente aéreo en Nueva York volvía a recordar a los estadounidenses la experiencia vivida el pasado 11 de septiembre y la Alianza del Norte hacía un avance significativo en la guerra de Afganistán con la toma de su capital, Kabul. Ante estos acontecimientos, en EE.UU. han optado por la prudencia y han decidido llenar sus despensas de petróleo.

Actualmente, los depósitos subterráneos de Tejas y Luisiana albergan 545 millones de barriles de crudo, pero su capacidad asciende hasta los 700 millones, es decir, que todavía hay capacidad para un 28 por ciento más.

EE.UU. sólo tira de estas despensas en contadas ocasiones. Las últimas veces que el Gobierno norteamericano ha recurrido a sus reservas fue cuando entró en la guerra del Golfo, en 1991, y el año pasado, cuando el ex presidente, Bill Clinton, decidió sacar al mercado 30 millones de barriles para intentar bajar el alto precio del mismo (rondaba los 30 dólares).

Así, el mayor consumidor del mundo de petróleo está dispuesto a comprar, por lo que los mercados internacionales han reaccionado inmediatamente subiendo los precios, algo que la Opep persigue desde hace ya meses.

En las cocinas de la Opep
La Opep se reúne precisamente hoy para anunciar un recorte de su producción, la cuarta vez que realiza un paro en el bombeo de sus pozos en lo que va de año, pero, en esta ocasión, su decisión ha sido más complicada.

Para empezar, al cártel le ha costado imponer el orden dentro de sus filas y también ha tenido que "lidiar" con los productores independientes, que, como en el caso de Rusia, no están dispuestos a perder cuota de mercado sólo para contentar a la organización.

Además, el conflicto internacional ha pillado a la Opep entre dos aguas, no hay que olvidar que diez de sus once miembros son países musulmanes y que EE.UU. es su mayor comprador.

Si quieres saber cómo funciona este poderoso cártel, no te pierdas este

Untitled Document

reportaje .
Los mejores vídeos