EE.UU. estudia una nueva normativa de ahorro de combustible

Cansado de depender del petróleo de otros países, EE.UU. estudia cómo sus coches pueden limitar sus consumos. Desde 1975, el Senado estadounidense no ha variado ni una línea de su legislación sobre política energética, pero, ahora que hay una nueva propuesta, la denominada CAFE, ve cómo sus miembros se echan atrás presionados por los fabricantes de coches.

EE.UU. estudia una nueva normativa de ahorro de combustible
EE.UU. estudia una nueva normativa de ahorro de combustible

Se ha bautizado como CAFE, siglas de Corporate Average Fuel Economy (Ahorro Corporativo Promedio de Combustible), pero dicha normativa está todavía lejos de "recolectarse". El Senado estadounidense se encuentra dividido: por un lado, EE.UU. cada vez es más dependiente de un petróleo que no produce, pero también tiene que contentar a una de las industrias más poderosas del país, la automovilística.

Así, la nueva normativa está paralizada y todavía siguen vigentes unos cánones de 1975. Según los mismos, el consumo máximo admitido en automóviles es de un galón por 27,5 millas recorridas (cerca de 3,78 litros cada 44 kilómetros) y, en vehículos comerciales, de uno por cada 20,7 (3,78 litros a los 33,3 kilómetros).

El presidente Bush quiere que estos márgenes se estrechen, o mejor dicho, que se aumente la distancia que recorre un coche con ese combustible, pero la medida encuentra reticencias incluso dentro del partido republicano.

Los fabricantes de coches han advertido que un endurecimiento de la normativa podría traer múltiples despidos, ya que bajarían las ventas de algunos vehículos. General Motors asegura que cerca de 100.000 personas podrían perder sus empleos.

Es más, los constructores han llegado a dudar de estudios realizados por la NTHSA (la Agencia Nacional de Seguridad Vial), que demuestran que con una reducción del peso y del consumo de los coches disminuirían los accidentes de circulación. Según Honda, el impacto sería "mínimo".

Por otra parte, la administración estadounidense también fomenta el desarrollo de vehículos híbridos. Esta iniciativa, bautizada con el sugerente nombre de "Coche de la libertad", está a punto de conseguir refuerzos, ya que se estudia un descuento para los compradores de este tipo de automóviles.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.