Dónde va el sector del automóvil según la UE

¿Cómo serán los coches dentro de unos años? La respuesta a esta comprometida pregunta la podemos obtener en una serie de conferencias que se están desarrollando en Madrid. En la primera jornada hemos asistido a la visión que tiene la Unión Europea al respecto.

"Evolución Tecnológica Previsible de los Vehículos Automóviles con el Horizonte del Año 2020" es el título de esta serie de ponencias que tienen el objetivo claro de aclarar un poco hacia dónde van a ir las tendencias en un futuro cercano.

Autopista Online te va a informar de estas ponencias que se celebrarán hasta el próximo jueves en el Parque Ferial Juan Carlos I de Madrid.

En la primera de ellas hemos podido saber un poco más acerca de los planes que va a seguir la Unión Europea para lograr un "desarrollo sostenible" en el sector. Presentando esta postura ha estado el antiguo presidente de FASA-Renault, Juan Antonio del Moral, que se ha mostrado desde un principio bastante crítico con los planes comunitarios.

A pesar de ello, estos objetivos van a provocar "un gran impulso científico y tecnológico ", lo que en opinión de Del Moral, "es más deseable que la imposición de leyes restrictivas, una de las tendencias comunitarias"

El ponente ha pasado revista a los objetivos que se ha marcado la Comisión con el fin de cumplir con el Protocolo de Kyoto y reducir las emisiones de CO2 (y así evitar el efecto invernadero). Viable únicamente es el compromiso de reducir un 25 por ciento el consumo de los automóviles para 2008, un acuerdo que ya han firmado los propios fabricantes.

Las otras metas, para Del Moral, son difíciles de alcanzar. Tanto la supresión de subsidios al carbón como el establecimiento de una ecotasa al consumo de combustibles fósiles o el incremento del uso de biocombustible en mezcla presentan problemas sociales, políticos e incluso de producción agrícola.

Otro tema clave en el desarrollo de nuevos vehículos en el futuro es el de la contaminación. Esta se puede aliviar mediante la optimización de motores de combustión interna, carburantes más limpios, combustibles alternativos (gas de petróleo licuado, metano, metanol, etanol, nitrógeno... ), vehículos de emisión cero (híbridos, eléctricos, de pila de combustible) o reduciendo peso del automóvil.

Por último, la Unión Europea también ha tenido en cuenta qué hacer con los vehículos al final de su vida útil. Bien sabido es que del coste se hará cargo el fabricante, sin ninguna responsabilidad del último propietario. El reciclado y reutilización de los elementos del automóvil se hará en centros específicamente habilitados para tal fin.