Donan un árbol por cada prueba de un vehículo eléctrico

La compañía estadounidense de energía NGR, a través de sus filiales Reliant y eVgo, ha puesto en marcha un plan por el que donan un árbol al servicio forestal de Texas por cada prueba de vehículo eléctrico realizada por sus clientes.

Con esa iniciativa, estas compañías del sector energético tratan de recaudar fondos para plantar y mantener la población forestal de Texas, ya que se calcula que alrededor de 500 millones de arboles podrían haber muerto por los efectos de la sequía de 2011.

Los clientes de estas empresas pueden experimentar de primera mano la emoción de conducir un vehículo eléctrico y al mismo tiempo contribuir a la plantación de árboles para mejorar la calidad de vida en las comunidades de Texas, a través del programa de Vehículos Eléctricos por Árboles.

Reliant donará 25 dólares a la Fundación Árboles de Texas o Árboles para Houston cada vez que un cliente pruebe un 100 % eléctrico Mitsubishi 'i' o Nissan LEAF en los concesionarios del norte de Texas y Houston.

Los concesionarios participantes también donarán la cantidad de 25 dólares. Si una prueba de cliente Reliant impulsa tanto EVs aparece en el programa, un total de 75 dólares serán donados a la organización de plantación de árboles local.

El año pasado, Texas fue afectado por dos de los fenómenos meteorológicos más extremos de la historia del Estado, cuyos efectos aún se pueden ver en los parques locales, ha recordado Manny Rodríguez, vicepresidente de Patrocinios y Donaciones Caritativas, Reliant.

Participar en este programa nos permite ayudar a nuestra comunidad mientras los clientes aprenden más acerca de los vehículos eléctricos y sus beneficios, ha concluido este directivo, que explica en una nota cómo puede obtenerse de forma gratuita en Internet el cupón para probar estos coches eléctricos en uno de los concesionarios colaboradores con la campaña.