Discrepancias sobre el futuro de la industria mexicana

La situación de la industria de componentes en México es incierta, pues mientras los fabricantes auguran un importante receso económico, el representante de SEMA en México declaró que la industria no sufrirá graves daños.

El portavoz de SEMA en México, Sergio Nogueira, declaró en una rueda de prensa celebrada en la capital que la industria del automóvil mexicana no sufrirá graves daños a causa de la disminución de ventas en Estados Unidos.
SEMA es la más importante organización internacional de fabricantes de componentes de automoción, reúne más de cuatro mil socios en países de Europa, Asia, Oceanía, etc.
La opinión de las compañías de componentes discrepa de la de Nogueira pues aseguran que recientemente se ha producido el cierre de varias plantas mexicanas a causa de la disminución de la producción.
En el mismo sentido se muestran las declaraciones provenientes de compañías como Ford, General Motors o Chrysler, las cuales aseguran que la situación de recesión en Estados Unidos está afectando ya al sector del motor en México.
Nogueira señaló que la disminución en la exportación de automóviles a Estados Unidos se compensará con el incremento del mercado de componentes gracias al recién firmado Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea y a las exportaciones realizadas hacia América Latina. También declaró que se espera un crecimiento del cinco por ciento en el consumo interno, y recordó el aumento del 17 por ciento que se produjo en el año 2000.
Respecto a esto último, los fabricantes matizaron que durante el último trimestre del año se produjo un descenso en el crecimiento de la industria, motivo por el que se espera para el presente año una disminución en la producción.

Los mejores vídeos