Directivos extranjeros expresan al PPC su preocupación por la independencia

Un grupo de 40 directivos de empresas extranjeras instaladas en Cataluña ha trasladado hoy a la candidata del PPC a la Generalitat, Alícia Sánchez-Camacho, su 'preocupación' por el debate independentista abierto en Cataluña.

En una reunión en el Círculo Ecuestre de Barcelona, estos directivos de compañías básicamente de Alemania, pero también de Francia, Holanda y Austria, y pequeños empresarios de estos mismos países, han lamentado la 'inseguridad' de sus inversiones en Cataluña como consecuencia de este debate.

Encabezados por el directivo y expresidente del Círculo de Directivos de Habla Alemana Albert Peters, este grupo de empresas ha opinado asimismo que este debate dificulta cualquier futura inversión, porque 'si no sabemos hacia dónde va el proceso democrático, no sabemos dónde invertir' y bajo qué condiciones, ha añadido Peters.

En cualquier caso, ha asegurado que, si bien ha notado una tendencia a que las nuevas empresas alemanas que llegan a España se instalen en Madrid, no tiene 'constancia' de empresas de ese país con sede en Cataluña que hayan tomado una decisión de trasladarse a otras partes de España, pero ha añadido: 'Vamos a ver qué pasa después del 25 de noviembre'.

Peters ha aclarado, a preguntas de los periodistas, que hoy habían participado en el encuentro directivo de compañías como Basf, Thyssen, Siemens, Seat o Daimler, pero ha precisado que no quería facilitar nombres concretos y detallar los cargos que ocupan en estas multinacionales.

Ha comentado que se trata de una iniciativa particular de un grupo de directivos preocupados por la inseguridad jurídica que cree que puede generar el escenario soberanista, y ha precisado que recientemente se reunieron con el expresidente catalán Jordi Pujol, que es socio de honor de este Círculo de Directivos de Habla Alemana, por el mismo motivo.

'Pensamos que no es el momento para estas tensiones entre España y Cataluña. No es la manera de salir de la crisis. Se necesita confianza y crédito', ha afirmado Peters, que ha recordado los 'problemas' que tendría Cataluña para seguir en la UE si se independizara.

Por su parte, Sánchez-Camacho ha puesto el encuentro como muestra de la 'inestabilidad jurídica y económica' que genera el debate independentista, y de que este asunto 'preocupa a los empresarios', a los que el PPC ha querido trasladarles un mensaje de 'tranquilidad'.

Sánchez-Camacho se ha erigido en el garante de la estabilidad para el mundo empresarial y en el 'voto útil' en este sentido, y ha acusado al candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, de querer 'sacar a Cataluña de la UE' al pretender separarse de España.

'La Comisión Europea ya dejó claro que una Cataluña independiente quedaría fuera de Europa. No queremos aranceles ni aduanas para Cataluña', ha remarcado Sánchez-Camacho, acompañada por la concejal del PPC en el Ayuntamiento de Barcelona Àngels Esteller.

La candidata del PPC ha alertado asimismo del 'gran riesgo' que comporta la 'ruptura' que pretende Mas para las inversiones extranjeras en Cataluña y para la estabilidad de las compañías catalanas.