Dictan una “falta” contra el joven que causó un siniestro mortal

El siniestro ocurrido el pasado viernes Santo en Pontevedra, en el que un joven causó la muerte de cinco personas (incluida su madre) al circular sin carnet por la conocida como “vía de la muerte", ha sido calificado por el juez de instrucción como una “falta". La Fiscalía ha recurrido los hechos al considerar que este accidente se debe a un “homicidio por imprudencia grave".

El pasado Viernes Santo se produjo un trágico siniestro en Pontevedra, en el que el joven Hugo Piñeiro Jiménez, de 18 años, circulaba sin carnet por la vía rápida del Salnés (Pontevedra) cuando invadió el carril contrario y provocó la muerte de cinco personas, entre ellas su propia madre, y cuatro motoristas contra los que colisionó. A falta de conocerse los informes sobre la velocidad a la que circulaba el joven, el titular del Juzgado Número 2 de Cambados ya ha tomado una decisión: el joven (vecino de la localidad de Marin) ha cometido una falta. Por su parte, la Fiscalía contempla un delito de cinco homicidios por imprudencia grave, y, por ello, ha formalizado su desacuerdo ante la Audiencia Provincial de Pontevedra, presentando un recurso de apelación contra la decisión del juez. Para el magistrado Juan Carlos Carballal no ha quedado probada la “impericia" del joven, que conducía un Hyundai Coupé recién adquirido, sin carnet de conducir, y que invadió el carril contrario de la ya conocida en Galicia como “vía de la muerte", colisionando frontalmente contra dos motos. En el siniestro sólo resultó ileso el joven, ya que falleció su madre, que iba de copiloto, y los cuatro motoristas. En el auto, el juez sostiene que el joven tendría que afrontar una multa económica de que oscilaría entre los 60 y 24.000 euros. Muy diferente es la postura defendida por el fiscal de la Audiencia Provincial de Pontevedra, César del Pozo, que no ha dudado en procesar al joven por cinco homicidios por imprudencia grave, delitos que el Código Penal castiga con penas de entre uno y cuatro años de prisión.Es ahora la propia Audiencia quien tiene que resolver el juicio a favor de la tesis del juez o del Ministerio Público. En todo caso, los fiscales tienen claro que el joven circulaba por encima de los 80 km/h marcados por la ley y que actuó “sin pericia" al sentarse al volante de un vehículo sin carnet de conducir.

Los mejores vídeos