Detenido un hombre en Burgos por robar en gasolineras y cortar la línea de teléfono de todo un pueblo

La Guardia Civil de Burgos ha detenido en la capital a F.J.M.L, de 45 años, como autor de ocho robos con fuerza en gasolineras de la provincia y, adicionalmente, de otro de estragos, al cortar la línea telefónica de toda una localidad con la intención de inutilizar la alarma. Además, ha sido imputado P.I.D, de 41 años, como coautor.

Los hechos se remontan a la madrugada del pasado día 8 de octubre, fecha en la que se cometió un robo en una gasolinera de la provincia. La activación de una de las alarmas obligó a los autores a darse a la fuga, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Sin embargo, una persona comunicó los hechos a la Guardia Civil mientras él y un socio seguían en su propio coche a uno de los autores, facilitando la ruta de huída.

La Central de Servicios desplegó entonces un dispositivo de búsqueda que permitió interceptar el coche. Su único ocupante, que fue detenido como autor de un delito de robo con fuerza, incurrió en numerosas contradicciones e intentó hacer desaparecer pruebas que le relacionaban con los hechos.

Esa misma noche se había producido otro robo de similares características en otra gasolinera próxima a la capital.

La inspección ocular realizada en las dos estaciones de servicio permitió relacionar los hechos con otros similares perpetrados en gasolineras de la provincia, y que se venían investigando desde el pasado diciembre. En el vehículo interceptado se encontraron pruebas que han permitido imputar a P.I.D. como coautor.

'MODUS OPERANDI'

Los presuntos responsables utilizaban el método del butrón o también apalancando puertas o ventanas de acceso para introducirse en las oficinas, en horario nocturno. Actuaban principalmente sobre la recaudación, aunque en ocasiones se apropiaban de otros efectos.

Se valían de unas pinzas de cocina para extraer los sobres o el dinero depositado en buzones o cajas de seguridad.

Previamente cortaban el suministro eléctrico o el telefónico como en esta última ocasión, para inutilizar las alarmas, valiéndose de una herramienta de corte contundente.

Al valor de lo sustraído hay que sumar el de la reparación, debido a los destrozos provocados.

Se han recuperado 250 euros en billetes y moneda fraccionaria intervenido un turismo Audi A6, dos teléfonos móviles, guantes y pinzas, así como documentación.

Las mismas fuentes no descartan nuevas detenciones.

Los mejores vídeos