Detenidas en Córdoba ocho personas presuntamente implicadas en fraudes a empresas aseguradoras

La Guardia Civil ha detenido en Peñaroya-Pueblonuevo (Córdoba) a ocho personas que presuntamente pertenecían a una organización dedicada al fraude a empresas aseguradoras, falsificación documental y simulación de delitos. Es el resultado de la denominada operación 'Airbag', en la que la Benemérita llevaba trabajado desde el pasado mes de enero.

Según ha informado la Guardia Civil, la investigación comenzó cuando por diferentes vías tuvieron conocimiento de que un grupo de personas se podrían estar dedicando de manera continuada a defraudar empresas aseguradoras, para ello simulaban delitos y falsificaban documentos.

El 'modus operandi', según consta en un comunicado, es el siguiente: los implicados se dedicaban a comprar vehículos nuevos, en concesionarios, o de segunda mano en buen estado. Al mismo tiempo adquirían otros vehículos de similares marcas, modelos y fechas de matriculación, con la particularidad de que estaban en mal estado. Éstos últimos provenían de accidentes o con deficiencias técnicas.

Del mismo modo, los vehículos nuevos o en buen estado eran asegurados con una póliza que cubría explícitamente tanto la sustracción del vehículo como los daños por accidente. Una vez con los dos vehículos en su poder, procedían a realizar de forma física la sustitución de un número de bastidor por el otro, así el vehículo de mal estado era identificado con el número de bastidor del vehículo nuevo.

En el momento que se había realizado el cambio de los números de bastidor, realizaban los actos delictivos de distintas formas. Una de ellas era denunciando directamente la sustracción del vehículo, ocultándolo para poder utilizar el mismo vehículo en un hecho posterior y llevar a cabo distintos hechos similares. En el segundo de los casos daban cuenta de un accidente de circulación simulado, en el que intervenía una empresa de grúas colaborando en la retirada del vehículo y guardándolo hasta que éste fuera puesto a disposición de su titular.

Los agentes, además, han tenido conocimiento por hechos investigados con anterioridad que la grúa participante incluso podría ser la encargada de transportar el vehículo hasta el lugar donde se simulaba el accidente, normalmente un lugar alejado del domicilio del titular del vehículo. Así, tras simular el siniestro, la misma grúa volvía a transportar el coche.

En estos casos, incluso pudieron simular en alguna ocasión la relación de otra persona como supuesto ocupante del vehículo en el momento del accidente, para, de esta modo, proceder a solicitar indemnizaciones, tanto por los daños del vehículo siniestrado, como por las lesiones causadas a esta persona.

Desde estos primeros momentos, y a través del conocimiento que los agentes actuantes tienen de las personas y vehículos de la localidad de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), las primeras pesquisas se centraron sobre un grupo de personas a las cuales se les había visto con vehículos de este tipo en repetidas ocasiones.

En primer lugar, entre este grupo de personas se identificó a tres miembros de una misma familia, dos hermanos y un primo de éstos, que pudieron ser quienes, tras haber realizado hechos delictivos de este tipo por sí mismos con anterioridad, y al objeto de no levantar sospechas, hubieran decidido ofrecer llevar a cabo las estafas por parte de terceras personas a las que entregarían una cantidad del dinero obtenido de manera ilícita.

Como resultado de las investigaciones llevadas a cabo, los investigadores procedieron a la explotación de la primera fase de la operación 'Airbag', con el resultado de seis detenidos, y al posterior registro de una nave que la trama utilizaba como depósito de vehículos y a la aprehensión de efectos varios, como placas de matrícula y equipos de música BMW. De la misma manera se inspeccionaron 12 vehículos de la marca BMW, así como un taller de chapa y pintura de la localidad de Belmez.

Continuando las labores de investigación, los agentes llevaron a cabo la explotación de una segunda fase de la operación, con el resultado de dos detenidos, padre e hijo, que regentaban un taller mecánico en la localidad de Peñarroya-Pueblonuevo, el cual se procedió a registrar, aprehendiéndose dos vehículos BMW, uno siniestrado y sin identificación por bastidor y otro supuestamente con el número de bastidor sustituido. De la misma manera se incautó un remolque-batea para el transporte de vehículos, así como de los punzones necesarios para la troquelación de números de bastidor.

De momento, la operación continúa en fase de explotación, no descartándose nuevas detenciones, así como la práctica de nuevas actuaciones. Los detenidos, junto con las diligencias instruidas y efectos intervenidos, han sido puestos a disposición judicial.