Desmantelada una red de falsificaciones de carnés de conducir

Una red de falsificadores de permisos de conducir con base en Sevilla ha sido desmantelada por la Guardia Civil con el resultado de cuatro detenciones y un empleado de la Jefatura de Tráfico en prisión.

Los integrantes de la organización, entre ellos un funcionario de la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla que ha ingresado en prisión, cobraban entre un millón y un millón y medio de pesetas por sus falsificaciones. El funcionario recibía 550.000 pesetas por su gestión y el resto se repartía entre los componentes de la red. El método consistía, según la Benemérita, en el canje de un supuesto permiso obtenido en el servicio militar o perteneciente al Ministerio de Defensa por otro expedido por la Dirección General de Tráfico (DGT). La investigación se remonta a febrero, mes en el que la Guardia Civil supo que varias personas que se conocía que no tenía carné de conducir, de repente, aparecían con el citado documento en su poder sin haber pasado las preceptivas pruebas.