Desciende la producción española de coches

La producción de automóviles en las plantas españolas se resintió en octubre. Durante este mes, se fabricaron en nuestro país 237.041 unidades, lo que supone un descenso del 11,3 por ciento respecto al año pasado, según ha informado la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

PSA quiere apretarse el cinturón
PSA quiere apretarse el cinturón

A pesar de este descenso de la producción mensual, en el acumulado anual arroja una evolución favorable del 0,1 por ciento, con 2.567.126 unidades frente a 2.564.714 del mismo período de 2003.Según la propia patronal, la caída de la producción en este mes viene marcada por el mal comportamiento de los mercados alemán y francés, hacia los que se dirige la mayor parte de las unidades fabricadas y al hecho coyuntural de que octubre ha contado con tres días hábiles menos. Este hecho también ha tenido una gran influencia en las exportaciones, que han descendido un 12,4 por ciento. Aun así, este apartado supone el 82,8 por ciento de la producción total. Centrándonos sólo en los turismos (el 80 por ciento de la producción total), el número de unidades manufacturadas se redujo un 11,9 por ciento, hasta alcanzar los 214.039 automóviles.Al mismo tiempo, según datos facilitados por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la balanza comercial del sector automovilístico español arroja un déficit entre enero y septiembre de 1.725,3 millones de euros, con un sensible desequilibrio entre el crecimiento de las importaciones (18,7) y el de las exportaciones (6,7 por ciento). Así, durante los nueve primeros meses, las ventas al exterior alcanzaron los 23.975,2 millones de euros, mientras que las ventas se situaron en los 25.700 millones. El apartado de los fabricantes de automóviles ofrece un superávit de 2.964 millones de euros, mientras que el de la industria de componentes salda su balanza comercial con un déficit de 4.689,6 millones de euros. Seat ya ha cerrado su calendario industrial para el año 2005, en el que prevé alcanzar una producción de 470.000 unidades, o, lo que es lo mismo, 10.000 unidades más.

De este total, la factoría de Martorell producirá unas 460.000 unidades (frente a 428.000 automóviles que se alcanzarán en 2004) entre Ibiza, Altea, Toledo y León, mientras que el resto corresponde al modelo Alhambra que se fabrica en Portugal y a los Ibiza que se ensamblan en Bratislava (República Checa). Por otra parte, la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles y Camiones (Aniacam), en colaboración con Accenture, ha hecho público un informe en el que señala que los gastos de promociones y publicidad suponen 3.200 euros por coche.Esta cuantía, según recoge el informe, se desglosa de la siguiente manera: el 82 por ciento corresponde a ofertas y regalos de equipamiento y el 18 por ciento restante a campañas de publicidad. Éste es uno de los factores que esgrimen los fabricantes para explicar su baja rentabilidad, pues este gasto tiene una difícil repercusión en el precio final por la fiera competencia que existe.