Desciende en más de 200 el número de delitos y en 458 el de accidentes de tráfico en Cartagena

El número de accidentes de tráfico en lo que va de año se han reducido en 458 en la ciudad portuaria, al pasar de 2.093 en 2011 a 1.635; mientras que el número de delitos es de 538, con respecto a los 770, del año pasado, lo que supone un descenso de 232.

Así lo ha puesto de manifiesto el concejal de Seguridad Ciudadana de Cartagena, Mariano García, durante la celebración del patrón de la Policía Local, San Leandro.

Durante el acto, ha destacado la labor de los agentes durante el año, asegurando que 'este año se terminará con mejores cifras con respecto a años anteriores'.

En este sentido, García ha recalcado que la Policía Local se ha adherido a las campañas de control que habitualmente realiza la DGT (Dirección General de Tráfico).

Asimismo, el edil ha resaltado que la labor de los agentes 'va más allá de mantener la seguridad ciudadana, ya no solo se recurre a ellos por cualquier incumplimiento de la ley, sino que también se recurre a ellos como mediadores de pequeños conflictos'.

La descentralización de los cuarteles de la Policía Local ha ayudado a que los agentes sean mediadores sociales. De hecho, este año se han abierto dos nuevas dependencias de la Policía Local: una en Los Dolores y otra en el casco antiguo.

Por otro lado, durante la eucaristía el edil de Seguridad Ciudadana ha reconocido públicamente la labor de seis agentes, tal y como se aprobó en la Junta de Gobierno Local del pasado 9 de noviembre.

El reconocimiento se debe a la labor de los agentes Enrique Calleja, Francisco José Sánchez, Leonardo Replinger, Pedro Días Soler, Pedro Torres y Gustavo Adolfo Pardo, que arriesgaron su vida para salvar a un hombre durante las lluvias del pasado mes de septiembre.

CAMPAÑA DE VIGILANCIA DE LAS TERRAZAS

Durante estos días, la Policía Local está realizando una campaña de vigilancia y control de las terrazas de los locales de hostelería.

Los bares tienen que contar con una licencia para poder colocar una terraza en la calle. En este documento se especifica el número de mesas que pueden colocar, los metros cuadrados que puede ocupar la terraza y las sillas y demás mobiliario que el hostelero puede instalar en la calle.

El control de la Policía sirve, según el edil de Seguridad Ciudadana, de recordatorio para que los empresarios cierren la terraza dentro del horario establecido, que es medianoche, en invierno y la 1.30 de la madrugada en verano.

Aunque los policías se están centrando en las zonas más conflictivas y en las que hay más afluencia de gente, como Príncipe de Asturias, el control se está realizando por todo los locales de la ciudad, ha asegurado García. La multa por incumplir el horario de cierre de las terrazas es de 750 euros.