Descenso brutal del consumo de combustible

Durante meses el petróleo no ha parado de subir y a muchos de nosotros no nos terminaban de salir las cuentas. Era de esperar que el coche empezaría a pasar más horas en el garaje, y que nuestro paso por la gasolinera sería cada vez menos frecuente.

¿Descuentos en gasolineras? Inocente
¿Descuentos en gasolineras? Inocente

Tanto es así que el consumo de carburantes ha sufrido en julio un descenso del 15 por ciento respecto a 2007; una bajada que no se repetía desde principios de los años 90.Las escapadas veraniegas de fin de semana han sido sustituidas este año por planes alternativos para los que no hace falta mover el coche. Llenar el depósito nos cuesta entre 15 y 20 euros más que hace un año, a pesar de que la subida había comenzado a relajarse ya en la segunda quincena de julio.El barril de petróleo alcanzó en el último trimestre varios máximos históricos, hasta tocar los 147,5 dólares el 14 de julio. Sólo un día después, el precio de la gasolina sin plomo 95 subía hasta los 1,27 euros por litro, batiendo todos los récords; lo mismo que el gasóleo, que se llegó a pagar a 1,33 euros por litro.A este gasto extra tenemos que sumar la subida del precio de otros muchos bienes y servicios, como el de los alimentos, la vivienda o el ocio, que nos obligan a recortar de donde podemos.Aunque para valorar este dato adecuadamente no podemos olvidar la huelga de transportistas que paralizó España durante nueve días del mes de junio, y que en aquel momento hizo bajar las ventas de carburante entorno a un 9 por ciento.