Descenderán el número de concesionarios

El número de concesionarios se verá reducido a medio plazo en nuestro país a causa de un proceso de concentración. Así lo ha señalado el presidente de la Federación de Concesionarios de Automoción (FACONAUTO), Antonio Romero-Haupold.

Descenderán el número de concesionarios
Descenderán el número de concesionarios

Entre 2004 y 2010, el número de concesionarios se reducirá desde los 2.998 existentes a los 2.500. Este descenso, sin embargo, no implicará una disminución en el número de instalaciones, sino que será consecuencia de un proceso de concentración. El volumen de empleo de esta industria tampoco se verá afectado, pues, en la actualidad, existe un déficit de puestos de trabajo técnicos y administrativos cifrado en 18.000 puestos de trabajo: 8.000 mecánicos y electricistas, 6.000 chapistas y pintores, y entre 3.000 y 4.000 vendedores. Una de las razones de esa concentración en la industria se debe a la nueva normativa europea. Tras la entrada en vigor el pasado 1 de octubre de la prohibición de la cláusula de localización, que permite a los concesionarios abrir puntos de venta en cualquier país de la Unión Europea, algunos grupos han empezado “a tomar posiciones, a probar en algunas zonas y a coger alguna marca más, para ver qué pasa". Sin embargo, no se esperan cambios rápidos a corto plazo. Romero-Haupold también se ha referido a la crisis que afecta a la industria automovilística española. Según él máximo responsable de FACONAUTO, nos enfrentamos al riesgo real de que las multinacionales se inclinen por adjudicar la producción de nuevos modelos a otros países, especialmente del este de Europa. Así, según cálculos de FACONAUTO, las fábricas españolas reducirán su producción en 600.000 unidades en un período de cuatro años, pasando de 2,97 millones de unidades en 2004 a 2,3 millones de unidades en 2008. En cuanto a la evolución del mercado, Romero-Haupold ha señalado que durante este año se producirá un crecimiento del 1,8 por ciento en las ventas, hasta 1,53 millones de unidades, lo que constituirá un nuevo récord. Sin embargo, en 2006 se espera un retroceso del 2,5 por ciento, hasta 1,50 millones de unidades. Los motivos que incidirán en este descenso son el elevado precio del petróleo, la cotización del euro frente al dólar y, principalmente, la previsible subida de los tipos de interés. Por otra parte, el director general de Desarrollo Industrial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Jesús Candil, ha asegurado que “no hay atisbo de crisis estructural" en el sector del automóvil en España. En palabras de Candil, “la crisis está muy localizada y se trata de problemas puntuales", refiriéndose, en concreto, a los problemas que existen en las plantas de Renault en Valladolid y de Opel en Zaragoza. Aun así, según el responsable del Ministerio de Industria, “no se trata de una situación alarmante". Los dos sindicatos mayoritarios de Seat, UGT y CCOO, han logrado el compromiso de la principal central alemana, IG Metal, para que apoye el futuro de la marca española ante la cúpula de la matriz alemana Volkswagen. Al mismo tiempo, la empresa Peguform Ibérica, auxiliar de la automovilística española, ha asegurado en un comunicado que su situación económica es de “absoluta normalidad", pese al ERE que ha presentado su filial Peguform Module Division Iberica Cockpits SL.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.