Desbloqueado el conflicto de Santana

El proceso de venta de Santana Motor de Linares se ha desbloqueado gracias a un acuerdo al que han llegado la dirección de y el comité de empresa. La privatización parcial de la empresa puede llevarse a cabo.

Dirección y Comité han firmado un pacto que acaba, de momento, con el conflicto abierto por la privatización de Santana Motor. Según sus términos, los trabajadores que opten por abandonar la empresa y se pasen a las nuevas empresa propietarias desde ahora hasta 2006, además de aquellos que se vean afectados por futuras dificultades laborales, tendrán garantías totales.

Además, se creará una comisión paritaria que vele por el cumplimiento de estas garantías ofrecidas a la plantilla.

De momento, esta solución desbloquea las negociaciones y sólo deja pendiente el expediente de regulación de empleo que la Junta de Andalucía, principal accionista, presentó el 5 de octubre y que afecta a 451 empleados. La plantilla cree que este expediente no está presentado en regla.

Gracias a este acuerdo, las empresas que se han ofrecido para hacerse con parte de Santana, podrán empezar a trabajar en la creación del parque empresarial que deberá asumir parte del trabajo de Santana a partir de 2002.

Ya se sabe el nombre de 7 de las 15 empresas que formarán este conglomerado. Son el grupo vasco ICM, que absorbe 150 trabajadores; Gymsa Faescom, 48 obreros; SLI, 12; Exel, 62; CKD y Mecacontrol, 7 y Fasur, que se queda con 62 trabajadores.

Tanto el Comité de Empresa como la Junta de Andalucía se han felicitado por un acuerdo que consideran muy beneficioso para los intereses de la empresa.

Los mejores vídeos