Delphi mantiene el boicot a Daewoo en Corea

Delphi Corea se niega a suministrar más componentes a las fábricas de Daewoo hasta que el fabricante coreano no le entregue el dinero que le debe por los suministros de los últimos meses. Las principales factorías de Daewoo no pueden terminar los coches por la ausencia de estas piezas.

Delphi entrega a Daewoo principalmente elementos para frenos, dirección y aire acondicionado: en total, un 20 por ciento de sus compras. El boicot en las entregas de estos equipamientos hace que las fábricas de Daewoo pierdan 12,5 millones de euros diarios por la parada de producción.

La firma Delphi es la única que se niega a entregar las piezas a Daewoo, después de que el resto de proveedores decidieran volver a servir los componentes tras llegar a acuerdos parciales con el endeudado fabricante surcoreano.

Los observadores esperaban que Delphi depusiese también su actitud, sobre todo tras haber dimitido su presidente, arrastrado por este problema. Sin embargo, la nueva Dirección de Delphi Corea se ha reafirmado en su postura y se niega a enviar componentes a Daewoo.

En total, el constructor, ahora propiedad de General Motors, adeuda a sus suministradores unos 700 millones de euros. Todas las partes están a la espera de que el acuerdo con General Motors empiece a funcionar, pero los plazos se dilatan cada vez más.
La multinacional norteamericana se ha hecho cargo de la empresa coreana y ahora busca la participación de nuevos socios en el proyecto. Esta búsqueda y el diseño de un plan de relanzamiento mundial de Daewoo hacen que las actividades de la firma asiática se mantengan a medio gas y en un momento de indeterminación.