Decretado el ingreso en prisión del joven acusado de atropello a la salida de una discoteca en Gijón

La Fiscalía aprecia riesgo de fuga y la existencia de un delito de conducción bajo la influencia de las bebidas alcohólicas

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Gijón, en funciones de guardia, ha decretado este martes prisión provisional comunicada y sin fianza para el joven de 19 años detenido por un atropello múltiple, supuestamente intencionado, a la salida de una discoteca en Gijón.

En concreto, según informan desde el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), al joven se le imputan cuatro delitos de homicidio en grado de tentativa, sin perjuicio de que en el transcurso de la Instrucción esta calificación pudiera modificarse.

El conductor, que será trasladado 'de inmediato' al Centro Penitenciario de Villabona, dio positivo en el control de alcoholemia después de que, a primera hora de la mañana del domingo, su vehículo se subiera a la acera atropellando a cuatro jóvenes, causando heridas leves a dos de ellos, e impactando contra un escaparate cercano.

Tanto la Fiscalía de Área de Gijón como la acusación particular, que representa a los cuatro jóvenes heridos, solicitaron la prisión provisional. En el caso del Ministerio Público, basa su petición en la existencia de riesgo de fuga. Además, suma inicialmente a los delitos de intento de homicidio uno de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, aunque la acusación final se determinará a medida que avance el proceso.

Asimismo, por el juzgado han pasado los cuatro heridos, que han sido vistos por los peritos forenses antes de que la magistrada les tomara declaración. También ha prestado testimonio el propietario de la empresa de limpiezas con cuyo escaparate se empotró el imputado.

Además, a lo largo de la mañana han estado presentes en el Palacio de Justicia de Gijón la madrastra y la novia del joven. Ambas, decidieron permanecer en el lugar hasta el traslado del acusado a la cárcel de Villabona para intentar verle, ya que les comunicaron que hasta dentro de una semana no podrían hacerlo.

A CAUSA DE UNA DISPUTA PREVIA

Los hechos tuvieron lugar este domingo, sobre las 8.20 horas, cuando el detenido arrolló a unos jóvenes, de nacionalidad colombiana, con las que previamente había tenido un incidente, además de haber pasado con el coche por encima del pie de otro chico, de la misma nacionalidad, que esperaba en el exterior del local la salida de una camarera amiga suya. También resultaron heridos leves el propio detenido y la joven que le acompañaba, de 22 años y que sufrió traumatismos y policontusiones de escasa entidad.

En concreto, resultaron con heridas cinco jóvenes de origen colombiano de edades comprendidas entre los 30 y los 19 años, los cuales sufrieron contusiones y esguinces en extremidades superiores e inferiores y, el más grave, fractura en una pierna. Todos ellos fueron dados de alta el mismo día del atropello y a lo largo de esta jornada han ido a prestar declaración a la Comisaría gijonesa.

El detenido, que contaba con una detención anterior en Madrid por robo pasará a mañana a disposición del Juzgado De Instrucción número 1, dio positivo en alcoholemia --0,61 mg alcohol por litro--.

Supuestamente, el joven, de 19 años y de nacionalidad dominicana, iba acompañado de cuatro jóvenes de origen venezolano. Los cinco abandonaron la discoteca 'Go!', en el vehículo del chico para ir a desayunar a un bar. No obstante, como quiera que iba muy rápido, las jóvenes le pidieron bajarse del vehículo, a lo que el chico decidió dar la vuelta y dejarlas de nueva a la puerta de la discoteca.

Una vez allí, al bajarse del coche, un grupo de jóvenes se dirigió a él y le llegó a llamar 'huevón' y otros apelativos porque iba acompañado de cuatro chicas y ellos con ninguna. Asimismo, una de las jóvenes decidió acompañar al chico a desayunar, como tenían planeado. Sin embargo, de camino al bar y cuando no llevaban mucho trayecto recorrido, el joven dio un volantazo y dio la vuelta hacia la discoteca.

Al llegar al lugar, estando en el exterior el grupo de jóvenes con los que había tenido el altercado anteriormente, dio un volantazo de nuevo y los arrolló. Paralelamente, un vecino, ante el temor de que pudiera pasar algo, había colocado su coche frente a la discoteca. Esto hizo que el joven, tras arrollar al grupo de chicos y para esquivar el vehículo de ese vecino, se acabó empotrando contra una empresa de limpiezas, causando destrozos importantes.

MEDIACIÓN DE UN VECINO

Fue entonces cuando el vecino le bloqueó por detrás con su coche - un Audi-- el vehículo del joven, un todoterreno 'Pick up' propiedad de la empresa de su padre, para evitar que huyera. Pese a ello, el chico embistió el Audi, aunque no logró huir. El citado vecino, que no resultó herido, llegó a cogerle las llaves y entre los presentes retuvieron al chico hasta que llegó la Policía.

Además de los heridos, se tomará declaración al portero de la discoteca y al vecino que bloqueó el coche del joven, ya que lo ha hecho ya el propietario de la empresa de limpiezas. Una vez que se tome declaración a estas personas y a los posibles testigos, será el turno del detenido, por lo que será este martes cuando pasará a disposición judicial.