DC llama a revisión a más de un millón de Jeep en EE.UU.

Nueva llamada a revisión y nuevamente el Jeep Gran Cherokee en el punto de mira. La máxima autoridad del transporte estadounidense, la NHTSA, ha detectado que los motores de 4 litros de varios modelos de Jeep pueden incendiarse. La compañía asegura que este problema sólo afecta al mercado estadounidense, donde reparará 1,1 millones de vehículos.

DC llama a revisión a más de un millón de Jeep en EE.UU.
DC llama a revisión a más de un millón de Jeep en EE.UU.

La Agencia Federal para la Seguridad del Transporte Vial estadounidense (NHTSA</font color="#0000CC">) ha detectado que el diseño de los pasos de aire de los motores de 4 litros que montan algunos todo terreno de DC acumulan residuos, lo que puede provocar incendios.

Los vehículos afectados son los Jeep Wrangler comercializados en EE.UU. entre los años 2000 y 2002; Cherokee, de 2000 a 2001 y Grand Cherokee, de 1999 a 2002. Fuentes de DaimlerChrysler en España aseguran que estos fallos no se detectan en ningún modelo comercializado en Europa.

No es la primera vez que el Jeep Grand Cherokee está en la lista negra de la NHTSA. El pasado mes de febrero, la compañía tuvo que reparar 1,6 millones de este modelo, ya que algunas unidades se ponían en marcha hacia atrás a pesar de que la caja de cambios automática estuviera colocada en posición "parking".

Desde EE.UU., la compañía asegura que las actuales revisiones son "pecados del pasado", pero lo cierto es que, desde que comenzó el año, Chrysler se ha convertido en un asiduo de los talleres estadounidenses. En estos cuatro primeros meses de 2002, Chrysler (el brazo norteamericano de DC y propietaria de Jeep) ha llamado a revisión a 3,3 millones de vehículos, una cantidad muy superior a la que esperan vender en todo el año.

Estos problemas ya han empezado a hacer mella en los consumidores estadounidenses, que sufren el acoso constante de las marcas japonesas, deseosas de hacerse con un hueco en el mercado de los TT. Según un estudio de la consultora estadounidense J.D. Power </font color="#0000CC">, cerca de un 20 por ciento de los clientes rechazan los vehículos de Chrysler por su poca fiabilidad, mientras que un 25 por ciento afirman tener reparos con los vehículos de Dodge y Jeep.