DaimlerChrysler quiere comprar toda la división de turismos de Mitsubusihi

Durante los últimos días se ha especulado con la posibilidad de que el grupo germano-estadounidense comprara un 33,4 por ciento de toda la corporación Mitsubishi. Ahora, parece que sólo se quedará con la división automovilística

Esta posibilidad, que también se había barajado en jornadas precedentes, supone que Mitsubishi Motors se divida en dos bloques, uno de turismo, bajo control de DaimlerChrysler, y otro de vehículos industriales, en el que seguirán mandando los japoneses. De esta forma, Volvo, el fabricante sueco de camiones, no podrá mantener su cinco por ciento del accionariado de Mitsubishi, y ésta su misma proporción de acciones de Volvo.
Este intercambio de títulos, llevado a cabo hace un año para construir camiones juntos, suponía un escollo importante en las negociaciones con DaimlerChrysler. Ahora, la decisión salomónica de partir la compañía ha dejado el obstáculo a un lado.
Según varias fuentes del sector, las dos grandes empresas harán público su acuerdo el próximo lunes, aunque ninguna de las dos ha querido confirmarlo todavía. Con su unión, DaimlerChrysler y Mitsubishi alumbran al tercer fabricante del mundo de automóviles, con más de seis millones y medio anuales. Además, DaimlerChrysler toma una posición excelente para conquistar el jugoso mercado asiático, que a buen seguro será el escenario de operaciones en la próxima década, ya que Europa queda ya bajo el control de un selecto grupo de grandes colosos de la automoción. Latinoamérica ya ha sido "colonizada" por las marcas occidentales, con lo que sólo queda el mercado oriental por repartir.