DaimlerChrysler podría ser multada por Bruselas

El grupo DaimlerChrysler podría ser la tercera empresa automovilística alemana, tras Volkswagen y Opel, en ser sancionada por Bruselas, debido a supuestas prácticas contra la libre competencia en el sector. Esta multa llega cuando la Comisión Europea se encuentra en mitad del debate sobre la conveniencia de eliminar el actual sistema de distribución de automóviles.

La Comisión Europea continúa con su particular cruzada para acabar con el sistema vigente de distribución de automóviles, que, según los datos aportados por varias organizaciones de consumidores, dificulta las actividades de aquellos compradores que desean adquirir su coche en el extranjero para obtener un precio más barato.

Muchas empresas están siendo investigadas para confirmar estas acusaciones, entre ellas, DaimlerChrysler, que podría ser el tercer fabricante alemán (tras Volkswagen y Opel) en ser multado por imponer a su red de concesionarios normas que vulneran el libre funcionamiento del mercado, según el diario alemán Handelsblatt.

Las prácticas ilegales de la empresa automovilística incluyen, supuestamente, la imposición de límites en la distribución y la fijación de precios a su red de concesionarios para impedir posibles descuentos. La investigación de Bruselas también demuestra que DaimlerChrysler ha extendido la práctica de exigir regularmente un anticipo del 15 por ciento a los clientes extranjeros de su filial Mercedes en Alemania.

Además, el informe concluye que la compañía alemana no ha creado una estrategia global para acabar con la competencia entre sus concesionarios, pero sí ha infringido el principio de movimiento de libertad de bienes y servicios en la UE en cuatro de los doce casos investigados.

El máximo responsable europeo en temas de competencia, Mario Monti, impondrá la sanción en la reunión de la comisión del próximo 10 de octubre y la multa podría ascender a varios millones de euros. Según el periódico alemán, DaimlerChrysler ya se está preparando para apelar esta decisión.

En los casos anteriores, Opel fue multada con 43 millones de euros (7.154 millones de pesetas) y Volkswagen con noventa millones de euros (14.974 millones de pesetas), la mayor sanción contra una empresa del sector automovilístico). En cualquier caso, la multa a DaimlerChrysler no será superior a la de VW.