DaimlerChrysler paga cara la crisis de Chrysler

El año 2000 será largamente recordado en la sede alemana de DaimlerChrysler. Las desventuras de Chrysler en Estados Unidos, que vive una crisis sin precedentes, han costado al grupo una reducción del 44 por ciento en sus beneficios.

La compañía germano-estadonidense ha sorprendido a todo el mundo adelantando las cifras relativas a 2000 tres semanas antes de lo esperado.
En ellas, se refleja un descenso del 44 por ciento en los beneficios del grupo, con lo que se sitúan en 3.500 millones de euros, unos 582.330 millones de pesetas.
El volumen de negocio ascendió un ocho por ciento, llegando a los 12.400 millones de euros, unos 26 billones de pesetas, mientras que los beneficios de explotación retrocedieron un 11 por ciento y se quedaron en un 1,36 billones.
La Dirección de DaimlerChrysler ha propuesto repartir un beneficio de 2,35 euros, unas 390 pesetas, por cada acción, lo mismo que repartieron en 1999.
Los expertos y fuentes de la compañía culpan de estos resultados al mal año de Chrysler en Estados Unidos. Esta división ha perdido gran cantidad de dinero y afronta un duro plan de reestructuración, que pasa por el cierre de seis plantas y la rescisión de 26.000 contratos.

Primeros despidos
Precisamente ayer se puso en marcha la primera fase del plan de despidos y jubilaciones anticipadas.
Los primeros 4.600 trabajadores "de cuello blanco" afectados por esta medida tienen hasta el día 28 para acogerse al programa de incentivos y ayudas que ha diseñado Chrysler.
Si tienen más de 62 años y llevan un mínimo de 10 en la empresa, se llevarán una indemnización en metálico acorde con su edad y años de servicio, además de ventajas económicas para la compra de un Chrysler.
Los que estén entre los 55 y los 62 años y lleven una década empleados, se retirarán con las mismas condiciones que obtendrían si tuvieran 62 años. Lo mismo se aplicará a los que estén entre los 53 y los 55, siempre que en 2000 ingresaran menos de 85.000 dólares.
Los trabajadores más jóvenes recibirán una pensión equivalente al 48 por ciento de la que percibirían si tuvieran 53 años.
Según la compañía, se respetarán las ventajas en materia de sanidad pública para los trabajadores jóvenes.