DaimlerChrysler espera ahorrar unos 3.000 millones de dólares

El fabricante de automóviles DaimlerChrysler está poniendo a punto un nuevo sistema de producción que le permitirá flexibilizar el trabajo en sus plantas en función de la demanda

La flexibilidad de este nuevo sistema permitirá iniciar la producción de sus nuevos modelos con mínimos tiempos de paro en las fábricas para cambiar el utillaje empleado en los anteriores vehículos. De esta forma se ahorra el tiempo empleado para cambiar la maquinaria y ensamblar las primeras unidades de pruebas que suele ser de varias semanas.
Estos cambios, sin suspensión de producción, son considerados como "una enorme mejora en productividad y eficacia" por la compañía que ya se ha aplicado en la producción del Chrysler PT Cruiser en la planta de Toluca (México). El innovador sistema se aplicará también en Austria y para el lanzamiento de la nueva gama de monovolúmenes en América del Norte. En este último caso, se calcula que el tiempo de cese de producción se reducirá en un 80 por ciento, lo que permitirá ahorrar unos 3.000 millones de dólares a la compañía durante los próximos cuatro años.