DaimlerChrysler diseña un sistema de comunicación integral para sus vehículos

La era de la telemática es ya una realidad. El reconocimiento de voz, la transmisión de datos sin cables y la telefonía móvil son las bases de un nueva estrategia de comunicación desarrollada por DaimlerChrysler. Aprovechando la experiencia de Mercedes en este campo y utilizando la novedosa tecnología Bluetooth, el tercer fabricante mundial ofrece un sistema que permite al conductor dar órdenes y recibir información de todo tipo tanto dentro como fuera del coche. Según los cálculos de la marca, su producción industrial llegará en 2003.

DaimlerChrylser ha anunciado el lanzamiento del primer sistema de comunicación integral de producción industrial para vehículos en el sector de la automoción. Básicamente, consiste en añadir un teléfono móvil a la dotación del automóvil, ya que a través de éste todo el sistema entrará en funcionamiento.

La compañía aprovechará los conocimientos de su subsidiaria Mercedes, pionera en el campo de la comunicación telemática con el sistema Tele Aid, para ofrecer un nuevo sistema basado en el reconocimiento de voz, los dispositivos de "manos libres" y las herramientas de transmisión digital de datos.

Para ello, recurrirá a lo que ha denominado tecnología Bluetooth, un conjunto de aplicaciones telemáticas que entran en funcionamiento a través de un teléfono móvil. Su principal ventaja radica en que ofrece la posibilidad al conductor de utilizar este sistema tanto dentro como fuera del coche.

Según DaimlerChrysler, el Bluetooth proporciona otras satisfacciones al cliente, a parte de la movilidad. Existen varios "paquetes" de servicios para consumidores determinados, algo parecido a lo que ofrecen las plataformas digitales de televisión. Asimismo, permite elegir entre cinco modelos de teléfonos móviles y la información puede ser transmitida en tres idiomas distintos: español, inglés y francés.

Modo de funcionamiento
El sistema funciona de la siguiente manera. El conductor entra en el vehículo con el móvil encendido. Automáticamente, la tecnología Bluetooth se pone en marcha, pudiendo dar las primeras órdenes. Éstas son recogidas por un micrófono, detrás del retrovisor, que conecta con un dispositivo de reconocimiento de voz que las procesa o las envía al móvil, permitiendo realizar llamadas mientras se conduce.

El grupo confía que para 2003, el sistema se pueda ensamblar ya en las líneas de producción de alguna de sus gamas. De momento, una primera versión para el mercado de postventa estará lista en la próxima primavera en los Estados Unidos.